El 66% de la población mundial cuenta con un dispositivo móvil, un porcentaje que aumenta hasta el 88% en el caso de España, dónde este medio se ha consolidado como el más utilizado para acceder a Internet para el 94,6% de los españoles, según los datos del Informe Mobile en España y en el Mundo 2017, elaborado por la Asociación de Marketing de España y Ditrendia. Una tendencia que, además, aumentará de cara a los próximos ejercicios ya que, según el mismo estudio, el número de terminales móviles conectados crecerá un 23% al año hasta el 2021.

A tenor de las cifras, las compañías deben hacer frente a la fuerte demanda de contenidos adaptados al entorno mobile para favorecer una óptima experiencia de usuario, con el objetivo final de que los clientes potenciales se conviertan en clientes reales y de que aquellos que ya consumen nuestros productos o servicios sean prescriptores de nuestra marca.

¿Qué podemos hacer para mejorar la experiencia de navegación?

Dando por sentado y considerando como premisa fundamental para cualquier compañía la importancia de ofrecer un contenido relevante para el usuario, ¿cómo hacemos que el contenido se adapte correctamente?, ¿cómo hacemos para que sea fiable para el usuario?, ¿y para que no afecte al rendimiento?

Lo primero, como casi todo en la vida es el sentido común. Lo segundo, apelar a la profesionalidad y saber qué hacer para crear una experiencia óptima, por lo que tenemos que identificar las mejoras y los cambios de las tecnologías web.

Los usuarios cada vez son más exigente y, en base a ello, las nuevas tecnologías, como las PWA, avanzan para ofrecer a los consumidores una mejor experiencia de usuario en el entorno mobile.

¿Qué son las PWA?

Durante años hemos oído hablar y ya se han normalizado los términos web responsive, diseño adaptativo, mobile-first… Una vez entendidas técnicas y metodologías de diseño y desarrollo llegamos a un fin de etapa con un nuevo punto de salida, las Progressive Web Applications.

Las PWA (Progressive Web Application), según define Google, son experiencias de usuario que tienen el alcance de la web y son: fiables, rápidas y atractivas. Si no entiendes nada aún, ahora viene lo mejor.

Artículos relacionados:  Curso online gratuito como estrategia de ventas

Significa aportar al usuario una experiencia en el navegador de su dispositivo próxima a la de una aplicación nativa pero con las funcionalidades propias de las aplicaciones del escritorio del ordenador. La inmediata carga del contenido, una interfaz que responde rápidamente a las acciones del usuario y un aspecto muy cercano al de una aplicación nativa son las cartas de presentación de una PWA. Así, este tipo de Apps aprenden de los errores de sus antecesoras y presentan una nueva tecnología mejorada en el desarrollo de las aplicaciones webs.

 

Principales funcionalidades de las PWA

  1. Son Responsive. Este tipo de apps están creadas para acceder a ellas desde cualquier dispositivo y formato, bien sea escritorio, móvil o Tablet, ya que se adaptan fácilmente a cualquier resolución o formato de pantalla.
  1. Funcionan off line. Permiten trabajar sin conexión a Internet. La PWA almacena en cache el contenido de la página web para que una vez que el usuario se quede sin acceso a la red, el cliente tenga a su disposición de manera inmediata toda la información de la app.
  1. Tiempo de carga rápido. Las PWA ofrecen tiempos de carga casi instantáneos. Según los estudios realizados por Google, la carga de una PWA en móvil es de 1.84 segundos para que se vea algo en pantalla y de 3,76 segundos para una carga completa, frente a los 2,22 segundos y 6,02 segundos, respectivamente, de un sitio web sin PWA.
  1. Visualmente atractivas. Su diseño web adaptativo permite un look and feel tan atractivo como una app nativa proporcionando al usuario una experiencia muy cercana a su dispositivo móvil.
  1. Actualización automática. Este tipo de aplicaciones están siempre actualizadas gracias a los service workers, secuencias de comandos que el navegador ejecuta en segundo plano y que permite enviar notificaciones push, facilitando así mantener el engagement con el usuario.
  1. Alto nivel de seguridad. El usuario siempre navega en HTTPS, un protocolo de aplicación basado en el protocolo HTTP y destinado a la transferencia segura de datos de Hipertexto.
Artículos relacionados:  Aspectos fundamentales para una estrategia de contenido

¿Cuáles son las ventajas de aplicar las PWA en la estrategia de marca de una compañía?

Desde el punto de vista de la estrategia de marketing, el desarrollo de una PWA aporta tanto los beneficios de las apps nativas como de los desarrollos webs tradicionales o desktop.

  1. Reducen costes. Las aplicaciones progresivas se diseña en html5 por lo que son compatibles con todos los navegadores y dispositivos móviles. Así, la compañía no tendrá que realizar dos diseños de la app, para iOS y Android.
  2. Mejoran el SEO. Google puede rastrear una PWA tal como lo hace con una página en JavaScript, lo cual aumenta su visibilidad en la red. No obstante, el buscador indica algunas recomendaciones a tener en cuenta como establecer urls limpias y o realizar mejoras progresivas de las apps.
  1. Aumentan el alcance. Las PWA se comparten y enlazan fácilmente mediante url y no requiere ser descargadas, por lo que no ocupan espacio en el dispositivo. Además, permite crear un acceso directo al escritorio móvil (como un icono de app), lo que fomenta el número de visitas de un mismo usuario interesado en la marca.
  1. Incrementan los ratios de conversión. Un ejemplo de ello es el gigante del ecommerce Aliexpress. Su comercio a través de móvil comenzó a crecer tres veces más rápido que su ecommerce, debido a que no podían construir una experiencia de usuario tan atractiva en la web como en su app. Así, desarrollaron una PWA para ofrecer lo mejor de una app nativa en su web. Los resultados fueron más que positivos: se aumentó la conversión para usuarios nuevos un 104% en todos los navegadores y en un 82% en el caso de iOS; se doblaron el número de páginas vistas por usuario y se incrementó un 74% el tiempo de visita medio a la web.

  2. Permiten cambios más ágiles. No es necesario actualizar la app para probar las modificaciones y ver su rendimiento. Se ahorran los tiempos de aprobación y las subidas mediante un test a/b.