Valora este artículo

1. Buen conocedor de su público objetivo

Un social media manager no es sólo un experto en redes sociales, sino también en temas de interés para su industria y comunidad. Conocen a la perfección a su público objetivo y saben cómo promover conversaciones valiosas. Un buen profesional no bombardea a su comunidad con contenidos irrelevantes para ellos, sino que difunde informaciones de interés y enriquecedoras, susceptibles de ser comentadas y compartidas.

2. Es el rey de la persuasión

Para los administradores de la comunidad no sólo es importante mantener una imagen positiva de la marca de cara al público objetivo, sino que también es crucial  promover la importancia de las redes sociales de forma interna. Los logros y conocimientos obtenidos gracias a esfuerzos de redes sociales tienen que ser claramente comunicados internamente, para beneficiar al mayor número posible de departamentos

3. Capacidad multi-tarea

La capacidad para hacer frente a múltiples tareas a la vez es una habilidad  imprescindible en esta carrera. Al mismo tiempo que un social media manager prepara una publicación en Facebook, está también monitorizando y gestionando Instagram, Google+ y otras comunidades a la vez. Afortunadamente, hay herramientas de monitorización que facilitan el trabajo.

4. La adaptación es su fuerte

El mundo del marketing digital está constantemente experimentando cambios, por lo que un social media manager tiene que estar al día de ellos ya que tiene que adaptar sus estrategias en consecuencia. Además, los profesionales de las redes sociales necesitan ser organizados y creativos, con el fin de crear grandes contenidos y promoverlos con eficacia. Trabajar en un equipo donde los individuos tienen diferentes fortalezas es una gran ventaja.

Artículos relacionados:  Cómo establecer tus objetivos de Social Media

5. Vive y respira social

El papel del social media manager es algo más que un trabajo limitado a un horario de oficina. Los buenos gestores de redes sociales tienen una verdadera pasión por ellas, e incluso presentan problemas para conciliar el sueño por la noche si no comprueban su feed de Twitter por última vez. Viven y respiran digital, están llenos de curiosidad acerca de las últimas tendencias y, sobre todo, realmente disfrutan de su trabajo.

Un buen social media manager también debe estar muy bien equipado y contar con herramientas que favorezcan sus esfuerzos. Herraientas de análsis, monitorización de redes sociales, o de gestión.  ¿Quieres añadir más atriutos a la lista? 😉

No hay comentarios

Dejar respuesta