Qué el social media es el camino habitual de comunicación entre personas no es una novedad. O que los pacientes usan todas las herramientas online a su alcance para buscar información tampoco es algo nuevo. Sin embargo, que los médicos aprovechen estas herramientas de conversación para que el paciente encuentre información fiable y creíble relacionada con su patología, si es una novedad.

¿Es el social media la nueva vía de comunicación médico paciente?

A muchos de nosotros nos gustaría pero todavía queda un gran camino por recorrer. Según un estudio que publicó MedData Group hace poco más de un año. El 44% de los médicos reconoce que no usa las redes sociales para temas profesionales, y un 29% ni siquiera utiliza herramientas sociales.

Esto nos da la primera pista para conocer un poco más la situación en la que nos movemos. Las razones que alegan son: falta de tiempo, preocupación por la privacidad de sus pacientes y de los casos médicos, y que los pacientes malinterpreten la información.

Sin embargo, un 60% lo usa por motivos personales, y 21% lo usa para fines profesionales: Búsqueda de investigaciones o ensayos clínicos que le ayuden a estar actualizados, intercambio de opiniones con otros profesionales, etc.

La red social más usada para temas profesionales es LinkedIn un 32%, y un 29% en redes sociales especializadas. El resto de las redes populares como facebook, twitter, youtube, o google + son usadas por una parte menor al 10%.

Pero los usuarios están en las redes sociales y demandan servicios de salud rigurosos. El social media es una fuente de información sobre enfermedades que se pasan de unos pacientes a otros. El 90% de los adultos jóvenes usan este medio para informarse sobre su enfermedad, cuidados, tratamientos, pruebas diagnósticas, hábitos de vida, herramientas para hacer frente a la enfermedad, etc.

La Asociación Americana defiende el uso de redes sociales por parte de los médicos para la comunicación profesional, siempre que se mantenga la privacidad con el paciente o los casos de estudio.

“Social media will be THE place patient go to for information on doctors and hospitals and will be a major referral source for healthcare providers”@DrKevinCampbell.

Es cierto que la realidad americana difiere un poco de la española por ser un mercado dominado principalmente por aseguradoras privadas. Pero esto no quita que tengan el mismo cuidado de sus pacientes y de su privacidad.

Según el Dr Campbell, un reconocido cardiólogo y evangelizador de las redes sociales para el uso en salud: Se pueden usar las redes sociales para educar al paciente, para estar en contacto con sus colaboradores y colegas de trabajo, y como herramienta de promoción.

.

Pero ¿qué es lo que dice el Consejo General de Médicos con respecto a esta nueva vía de comunicación?. La Organización Médica Colegial de España ha publicado un manual de estilo para el uso del social media por los médicos. Confirmando así que la llegada sin retorno de las nuevas tecnologías también les afecta a ellos.

Reconoce que la relación médico paciente ya no se queda en la consulta si no que debe de ir más allá para el correcto cumplimiento del tratamiento y de la asunción de la enfermedad. Esta guía se centran en:

  • Evitar el consejo médico directo a un paciente virtual.
  • Mantener una imagen profesional y adecuada.
  • Evitar el uso de las redes sociales mientras se atiende al paciente en consulta.
  • Ser responsables de la información compartida.
  • Ser respetuosos con otros compañeros de profesión y sus comentarios.
  • Realizar un buen uso de la publicidad y de la marca personal.
  • Y usar el mismo código deontológico que se usa en consulta.

Como solución a los profesionales de la salud que están pensando utilizar esta vía de comunicación como nueva herramienta, estos serían los pasos a seguir:

  1. Reputación digital. Crear una imagen profesional seria y creíble para los pacientes.
  2. Ser activo en redes sociales. Es decir, primero escuchar mucho, seleccionar qué redes sociales son las que te interesan, y después comenzar a aportar información seria.
  3. Crear un blog o web personal, donde meter información de interés para el paciente pero con un lenguaje entendible. A veces pecamos de profesionales y no adaptamos nuestro discurso al público al que nos dirigimos.
  4. Por último, cuando el paciente quiera o requiera una atención más personalizada remitirle a su médico habitual o bien derivar la conversación a otros canales donde se asegure la privacidad de la conversación.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí