El hecho de que estamos ante una nueva “revolución industrial” gracias a las nuevas tecnologías, es algo aceptado sin contemplaciones. Este era digital ha hecho evolucionar y dar atribuciones a numerosos estamentos sociales y empresariales, los ciudadanos de a pie se han convertido en activistas, prescriptores, líderes de opinión y productores de información, es el concepto de Prosumer o Prosumidor.

El Consumidor se convierte en Prosumer cuando adquiere empoderamiento

El Prosumer adquiere su empoderamiento de las herramientas digitales a su alcance, ya sean las redes sociales, los blogs o un canal en Youtube. Este poder nace de la información que circula libremente en la red y de las conexiones y comunidades que se han ido formando entre las personas. Es, por tanto, una especie de inteligencia colectiva que las empresas o marcas deben aprovechar y hacer suya.

Un Prosumer satisfecho puede suponer un gran aliado para tu marca y debe ser mimado como tal, ya que en caso contrario, puede generar una crisis de reputación y convertirse en un obstáculo difícil de sortear. Entonces, ¿las compañías deben temer las posibles reacciones adversas de un Prosumer?, la respuesta es no. Las marcas deben saber adaptarse al ecosistema digital y participar en el “juego”, y para hacerlo de manera satisfactoria deben conocer todas las características y demandas de los participantes.

Una rama evolutiva del Prosumer es el Influencer

Los Prosumidores con cierta notoriedad y buena capacidad para generar contenido y atraer seguidores se convirtieron en Influencers, la diferencia entre unos y otros radica en las posibles relaciones comerciales adquiridas con las marcas. Es decir, los Influencers pueden tener contratos para la promoción de ciertos productos hacia sus audiencias. Es una forma más de publicidad que a día de hoy sigue siendo muy efectiva debido a la lealtad del público de los Influencers, si embargo, se observa cada vez más una tendencia a la búsqueda de lo auténtico. En muchas ocasiones, tras revisar los comentarios hacia algún Youtuber, los usuarios más críticos hacen hincapié en su descontento por los vídeos de contenido promocional.

Artículos relacionados:  El comercio electrónico en España según el Observatorio Cetelem

Se trata pues de un paso más hacia la evolución del pensamiento de Prosumidor, algo parecido al “Back to Basic”, los usuarios buscan autenticidad y cercanía, una recomendación de tú a tú, sin artificios o pagos de por medio. A pesar de ello, los Influencers siguen siendo de momento grandes líderes de opinión y pueden ser un muy buen elemento en tu estrategia de marketing online a nivel de promoción.

¿Cómo conquistamos a un Prosumer?

La gran pregunta, ¿qué debemos tener en cuenta de este tipo de consumidores para que sean abanderados de mi marca?, ¿cuáles son sus características?. La principal es que el Prosumer quiere y debe crear contenido y sentirse autónomo en torno a su comportamiento en la red y para que las marcas sean participes de este nuevo rol deben integrarlos en sus acciones:

  1. Participación: Las marcas deben ceder parte de su control sobre los productos o servicios a los Prosumers, deben escucharlos y saber modificar aquellos atributos que sean requeridos.  En algunos casos, como por ejemplo el de Toyota, en que mostró sus diseños a través de una app, el resultado final fue un consenso entre las ideas iniciales de la compañía y la de los usuarios.
  2. Facilita la creación de contenido: No todos los Prosumer tiene  tiempo para crearse una cuenta en una red social y crear contenido usando tu producto, pero tú, como marca puedes crear canales donde facilitarlo, es este caso un ejemplo claro es el  caso de Primark y “Primanía” donde todo usuarios puede ser “Blogger” y subir sus fotos con sus Outfits, el único requisito es que incluyas al menos una prenda de Primark.
  3. Reconoce su labor: El hecho de hacer un comentario positivo en redes sociales y que la marca te responda reconociéndolo y agradeciéndotelo, genera una satisfacción inmediata, el Prosumer amará más aún la marca, se sentirá escuchado y cercano a la compañía.
  4. Incluye políticas responsables: El Prosumer también se caracteriza por ser un consumidor más concienciado y responsable, por lo que deberás estudiar cuales son sus inquietudes y realizar acciones en consonancia. Un ejemplo de ello es la marca de higiene femenina Ausonia y su compromiso son la Asociación Española contra el Cáncer, a través de acciones promocionales y motivadores.
Artículos relacionados:  La ambición de Amazon, no tiene límite

Como he comentado en muchas ocasiones, las tendencias están en constante evolución, saber reconocerlas y adaptarse a ellas es un imprescindible en el caso de las compañías 2.0, por ello, ¡lánzate a la conquista de los Consumidores 2.0!
Imagen Public Domain Images

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí