La rápida evolución del entorno digital y su uso masificado, ha ido creando posibilidades inéditas de interacción entre marcas y usuarios con el fin de innovar y hacer sentir nuevas experiencias. La realidad aumentada es una de estas recientes herramientas, que ha incrementado su uso con el fin de “mezclar” el mundo virtual con el mundo físico y acercar los productos y servicios a los consumidores sin necesidad de su adquisición.

La realidad aumentada es una herramienta que acerca nuestra propuesta de valor al cliente de una forma interactiva.

Como ocurría con la campaña de Toyota, la realidad aumentada puede ser usada como apoyo a una campaña de publicidad y dar soporte a la idea y posicionamiento a transmitir. Una buena inclusión de este tipo de metodología, realizada con lógica y sentido, puede generar mayor engagement, motivar al usuario a realizar leads y dar una imagen innovadora y renovada de la marca.

¿Cuales son los elementos que debemos tener en cuenta para integrar la realidad aumentada en nuestra campaña?

  1. Como siempre un objetivo medible: El objetivo determinará el tipo de campaña y el uso de la realidad aumentada. Si nuestro objetivo es generar tráfico a nuestra web, en el código QR deberemos incluir un enlace a nuestra web. Si nuestra meta es generar un posicionamiento o reforzarlo, se usará la realidad aumentada para apoyar ese posicionamiento, por ejemplo, mediante juegos que fomenten la interacción entre el producto o servicio y el usuario, en torno a la idea propuesta.
  2. Soporte físico: El soporte físico es un elemento muy importante, ya que es la “puerta de entrada” hacia nuestra campaña y a través del cual se hará efectivo el uso de la realidad aumentada. Puede ser un panfleto, tripticos o flyers, o incluso parte del etiquetado del propio producto. Debe estar diseñado de forma atractiva para que el usuario desee conocer más información y sea él mismo el que desee completar la acción promocional.
  3. Soporte virtual: En este caso, el diseño de la propia realidad aumentada es determinante para que la acción e marketing sea efectiva. No debe ser complicada de entender, siguiendo los principios del User Experience, debe estar acorde con el público objetivo y también con el objetivo a conseguir. Generalmente, el soporte virtual debe realizarse con la una aplicación específica, sobre todo si el objetivo es la interacción entre mundo físico y virtual y entre marca y usuario, además de ser más efectivo.
  4. Jugar con el elemento sorpresa y la creatividad: El diseño de una campaña que incluya realidad aumentada, ya de por sí, genera unas expectativas en los potenciales clientes que deben ser cuidadas. Incorporar elementos sorprendentes o innovadores siempre será mucho más beneficioso que incluir el tradicional enlace a tu web. Las landing page usadas para promociones o campañas exclusivas y que “siguen el juego” de la campaña pueden ser determinantes para la conversión.

Y ahora, como mejor podemos comprobar el éxito de usar la realidad aumentada en una campaña de marketing es con un ejemplo.

La campaña de Castrol con realidad aumentada.

 

En el caso de Castrol, la campaña de su nuevo carburante se promociona a través de un desafío extremo en el que se usa un casco de realidad aumentada y un coche real como soporte físico. El posicionamiento que buscan es “Potencia, control, desafío”, y lo representan mediante una prueba a un prescriptor, el piloto Matt Powers, que tendrá que conducir a través de un circuito de obstáculos totalmente virtual, en una experiencia de conducción sin precedentes.

La realidad aumentada no sólo puede apoyar nuestra campaña de marketing a nivel técnico, sino que además puede generar experiencias motivadoras y emocionales a los usuarios.

Imagen Pixabay

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí