Si bien es cierto que un porcentaje importante de los visitantes en un sitio web, no llegan completamente convencidos de comprar, utilizar un enfoque correcto de retargeting, puede ayudarlos a prepararse para comprar y asegurarse de que ese será el sitio que escojan para ello una vez que se encuentren listos.

¿Por qué no se convierten los clientes potenciales en clientes?

En muchos casos, los clientes potenciales no terminan por convertirse en clientes debido a que experimentan algún tipo de preocupación no resuelta. Probablemente piensen que el precio del producto es adecuado, pero es mucho más de lo que pueden pagar. Igualmente son conscientes de la privacidad y no se sienten muy seguros de lo que va a obtener de la conversión en el sentido de si valdrá la pena renunciar a su información, incluso puede ser que piensen que el registro tardará demasiado.

Si muchos clientes potenciales están dudado como consecuencia de una preocupación no resuelta, una campaña inteligente de retargeting puede ser una gran forma de ayudar a esas personas para que se sientan cómodas convirtiendo.

Los potenciales clientes también pueden pensar que pueden conseguir un mejor trato en lo que se les quiere vender. Hay que tener en cuenta que a menos que se este vendiendo un producto único en su clase, la mayoría de los minoristas compiten entre si por los clientes. Para los compradores es muy sencillo comparar en otros sitios que venden el mismo producto para ver si pueden conseguir un mejor precio.

Si este es el caso, lo más adecuado es ofrecer un descuento para empujar a los usuarios por el embudo de ventas. Si a esto se le agrega un poco de urgencia o mencionar que es una promoción limitada o una oferta exclusiva, entonces se puede hacer sentir a las personas que están recibiendo una gran oportunidad de compra y motivarlos a que tomen una acción.

También puede ser que los compradores no conviertan o hagan una compra porque la oferta es solo una pieza de un rompecabezas más grande. Incluso si el producto les atrae, todavía puede que requieran conseguir piezas adicionales para hacer que funcione completamente.

Esto se puede solucionar con la creación de una campaña de retargeting que se ocupe de ofrecer soluciones y empuje a los clientes a la conversión. Por lo tanto, si realmente se quiere obtener el máximo provecho del retargeting, no es conveniente mostrar el mismo mensaje y esperar que funcione por segunda vez. Un retargeting eficaz va más allá de algo que se repite a un cliente potencial.