A menudo los gamers pasan varias horas seguidas delante del ordenador. Es por ello por lo que una manera de cuidar su bienestar físico es equipándose con la mejor selección de artículos del mercado. A este respecto, un imprescindible son las sillas para gamers, que garantizan un buen confort durante toda la partida. Así mismo, existen también otros trucos para aumentar la comodidad de los jugadores.

Acomodarse en una buena silla

El asiento es uno de los factores más importantes a la hora de trabajar o jugar en un ordenador. Además de la comodidad que proporciona una buena silla, sus repercusiones también son notables en el estado físico del usuario. De esta forma, una persona que incorpora en su vida un asiento de calidad verá mejorada su circulación sanguínea. Así mismo, tendrá más facilidad para mantener una buena postura corporal ante la pantalla.

Por otro lado, para evitar problemas de circulación en las extremidades inferiores es recomendable que el ángulo de las rodillas sea de unos 90 grados. Esto se consigue o bien bajando la altura de la silla, o bien empleando un reposapiés que los mantenga ligeramente elevados.

Así mismo, adoptar una misma postura durante largos periodos de tiempo puede ser perjudicial. Es por ello por lo que se recomienda levantarse después de cada partida y dar un pequeño paseo para estirar las piernas.

Cuidar las muñecas

Otro de los factores a los que debemos prestarle atención es a la situación de las muñecas. A menudo las apoyamos en el borde de la mesa provocando que se corte levemente la circulación. Para evitar posibles lesiones una buena idea es el uso de almohadillas especializadas. De esta forma, no cansaremos nuestras manos.

Artículos relacionados:  La última tecnología al servicio de la máxima experiencia de juego

Tener la pantalla a la altura de los ojos

Una de las afecciones que suelen tener los gamers es el dolor cervical. Este suele ser provocado por forzar el cuello durante un largo periodo de tiempo. Además, se trata de una molestia que puede prolongarse en el tiempo y que afecta a nuestra postura corporal.

Para evitar esta situación, se recomienda situar la pantalla del ordenador a la altura de los ojos del jugador. De esta forma, la columna se mantendrá recta y, por lo tanto, no forzaremos las cervicales.

Contar con unos cascos de calidad

Muchos gamers juegan con cascos o auriculares para así poder escuchar con detalle y, al mismo tiempo, no molestar a los vecinos. Al usar este tipo de artículos durante un tiempo prolongado, los oídos pueden verse afectados. Para reducir estas molestias es aconsejable contar con unos buenos cascos o auriculares que cuiden las emisiones sonoras que recibidos. Esta medida aumentará el confort de los jugadores y reducirá el impacto sonoro.

Estar hidratados continuamente

No debemos olvidar que los gamers requieren de concentración y energía para jugar en las partidas. Una recomendación para mantenerse fresco es beber abundantes líquidos. Es especialmente recomendable la ingesta de agua, ya que de esta forma se prescinde de azúcares y aditivos que puedan dañar nuestro cuerpo.

Con todas estas recomendaciones podrás ganar todas las partidas que te propongas sin que tu cuerpo se vea afectado.