Valora este artículo

¿LinkedIn y Microsoft?

Pues sí. Porque Internet no es un campo de batalla. Es el objetivo por el que luchan encarnizadamente las grandes empresas tecnológicas. Google, Facebook, Microsoft, Appel… (y por qué no: Amazon). Cada una de ellas con sus diferentes estrategias. Dominar la red. He ahí el juego. Así que a quién le puede sorprender la reciente adquisición de LinkedIn por parte de Microsoft. LinkedIn y Microsoft. Otra compra más. O no.

Más de 26.000 millones de dólares por la que sin duda es la mejor red social profesional. Es decir, como un 50% más del valor de las acciones de la red. A pesar de que muchos usuarios se quejaban de que cada actualización empeoraba la versión anterior. ¿Merece la pena pagar una prima tan alta?

LinkedIn tiene un gran caudal que ofrecer a Microsoft.

¿Motivos?

Para empezar: sacarla del mercado. Que la competencia no pueda hacerse con ella. Que el título de posts como éste sea LinkedIn y Microsoft; y no, otro.

LinkedIn dispone de más de 400 millones de usuarios. Y esos son millones de datos tanto de empresas como de particulares, pero centrados en el ámbito laboral. Y el futuro que se nos viene es el de un empleo limitado. Habrá millones de profesionales ofreciendo sus servicios de forma autónoma. Microempresas que trabajarán simultánea o sucesivamente para numerosas empresas. Desde casas-oficinas u oficinas de coworking. En resumen, se trata de una red que puede ser central para la vida de millones de personas en un futuro próximo.

Sin entrar en cómo puede aprovechar Microsof, para el desarrollo de software y la mejora de sus algoritmos, toda esa acumulación de información, de big data.

Pero además hay que recordar que Microsoft es la propietaria de Skype. Es lógico prever alguna fórmula de integración entre ambas. Ampliar las funcionalidades de LinkedIn con Skype. ¿Que además de funcionar como una red social sirva para el día a día de las empresas? ¿Gestión de equipos? ¿Gestión corpoporativa?

Éste es uno de los terrenos por el que Microsoft compite, especialmente, con Google y Amazon: el mercado global de la computación corporativa. Y LinkedIn, desde la nube, puede ampliar las funcionalidades del software que Microsoft ya ofrece a las empresas…

Por todo ello, la unión de LinkedIn y Microsoft no es una operación más…

Imagen vía: Pixabay

 

No hay comentarios

Dejar respuesta