El e-commerce en España empieza a vivir su época de gloria. Cada vez son más los internautas que se deciden a hacer sus compras a través de Internet, y cada vez son más también las empresas que apuestan por llevar al mundo online su negocio.

Sin embargo, no es todo oro lo que reluce.Conseguir que un negocio online prospere y tenga éxito se postula como el principal objetivo de cualquier emprendedor en este campo, si bien no todos lo consiguen, o tardan más en alcanzarlo debido a diferentes errores que cometen durante su camino y que ralentizan su consecución.

Dicen que no hay éxito sin fracaso, y todo emprendedor comete ciertos errores que le pueden costar mucho más de lo que os podéis imaginar. Desde este post vamos a intentar minimizar esos fracasos para que vuestro camino al éxito en el mundo online sea lo más fácil posible.

Estos son los errores que deberéis evitar para conseguir éxito en vuestros negocios online:

No contar con una estrategia clara y definida. Es fundamental que para que un negocio online prospere cuente con una buena base, es decir, con una planificación estratégica bien definida. Esta será la guía de todo el proceso, la que nos dirá qué debemos hacer y cuándo lo debemos hacer en base a la consecución de nuestros objetivos.

Así que, antes de lanzarte en el mundo de los negocio online, tómate tu tiempo y piensa quién eres, qué quieres hacer y cómo lo vas a hacer; crea tu estrategia.

No tener unos objetivos claros, realistas y medibles. La definición de objetivos es una de las partes más importantes en el plan de marketing online. Olvídate de crear objetivos surrealistas, inalcanzables o algo confusos y elige crearlos siguiendo la técnica SMART: Specific, Measurable, Achievable, Realistic y Time-bound. Es decir, los objetivos tienen que ser específicos, medibles, alcanzables, realistas y acotados en el tiempo.

Además, la definición de objetivos irá pareja a la definición de tu target. ¿Qué queremos hacer y a quién nos queremos dirigir?

No tener un sitio web de calidad. Lo primero que un usuario hace al entrar a una web es verla. Sí, aunque parezca una obviedad. La ve y si no le gusta, se va. Por eso es tan importante contar con un sitio web diseñado por profesionales, que se relacione con el ámbito de negocio y que sea agradable y funcional para el internauta.

Esperar resultados en poco tiempo. En un negocio online, como cualquier otro, los resultados pueden tardar varios meses. No te desesperes si los resultados tardan en llegar. Analiza mes a mes e irás viendo como avanzas poco a poco. Si fijaste bien los objetivos, los lograrás en el plazo marcado.

Confundir redes sociales y canales de venta. Las redes sociales no se idearon como canales de venta, si no como lugares en los que interactuar, relacionarse y compartir información. No caigas en el error de querer vender a través de ellas. Será más beneficioso para tu negocio si las aprovechas como están pensadas: hablando de ti, dándote a conocer y generando conversación con tus clientes o potenciales clientes.

Y hablando de clientes. He aquí otro error. No se deberí relacionar un mayor número de fans con un mayor éxito. ¿Qué prevalece: la cantidad o la calidad? ¿No créeis que es mejor hablarle a poca gente que realmente esté interesada en lo que decís que hacerlo para una gran comunidad que no os escucha?

No generar reputación online. Si tienes un negocio online, tienes que tener presencia en la red. Crea perfiles en redes sociales, genera información sobre ti en Internet. De ese modo, cualquier persona que te encuentre sabrá quién eres y a qué te dedicas, además de generar confianza al poder encontrar información relevante sobre ti.

 

Imagen: pixabay

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí