Seguro que te ha pasado… Llegas a los 100 seguidores un día y estás lleno/a de orgullo y, de repente, vuelves a mirar y tienes 96… ¿Qué ha pasado?, ¿por qué se han ido?, ¿qué has hecho mal? Bueno, no te pierdas este post en el que te doy la respuesta.

Las 10 posibles causas por las que cada día tienes menos seguidores.

1- No eres activo/a

Es una de las causas más comunes de la pérdida de followers en Twitter. Si dejas de contar cosas, seguramente muchos de tus seguidores te abandonarán porque ya no les estarás aportando nada… Si no escribes, no comentas, no participas y no estás ¿para que voy a seguirte?. Para evitar esto intenta ser activo/a y mantener una periodicidad. No hace falta que publiques cien veces al día, pero tampoco estés tres meses sin publicar. Echa un ojo a estas aplicaciones con las que puedes detectar usuarios inactivos en Twitter.

2- Escribes demasiado

Ahora analicemos el caso contrario… El de los usuarios que aburren con cientos de tweets al día. ¡Recuerda! No eres tan interesante ni tienes tanto que contar ¡dosifica, por favor!. Resulta muy molesto abrir el timeline y que éste esté repleto de tweets del mismo usuario.

3- Lo que cuentas no es relevante

Ahora bien. Si no tienes nada que contar es mejor no decir nada. A nadie le interesa lo que has desayunado. Intenta contar cosas interesantes y relevantes, que aporten algo a quien te sigue. Si no compartes contenidos interesantes tus seguidores se irán.

4- Has incumplidos sus expectativas

A lo mejor comenzaron a seguirte por un post o publicación determinada que les gustó mucho y luego, las siguientes ya no les gustaron tanto. A todos nos pasa: Un día haces gracia y al siguiente ¡bye, bye!. Pero tampoco te preocupes excesivamente. Es normal que a veces flojeemos y no satisfagamos las expectativas de quien nos sigue. Mi consejo en este caso es seguir esforzándonos por compartir el mejor contenido posible.

5- Sólo hablas de ti, de ti, de ti

Solamente tú, y tú, tú… ¿Eres el/la típico/a que sólo habla de sí mismo/a, de su blog o de su empresa?. Hay que intentar dejar a un lago el egocentrismo. Debemos compartir otros contenidos que puedan ser interesantes para nuestros seguidores, enlaces de otras páginas, noticias del sector, eventos, etc. Hablar siempre de mi, mi, mi resulta pedante y aburrido y saldrás perdiendo.

6- Nunca respondes ni interactúas

¡Esta es una de las cosas que a mi, personalmente, más rabia me da! Estas personas que actúan de forma totalmente unidireccional en Twitter. ¡Un error que yo no perdono! Hay que responder siempre a las menciones que nos llegan, agradecer cuando toca, marcar de vez en cuando un «me gusta», etc. Las redes sociales son conversaciones, no lo olvides, en donde las personas hablan, preguntan, responden…

7- Has sido mal educado/a

Twitter es una red educada, (con excepciones), en la que existe un protocolo y en la que los insultos o malas palabras no tienen cabida. Sobre todo, por supuesto, cuando hablamos de una cuenta o perfil profesional. Intenta no poner palabras mal sonantes e insultos, ya que, si lo haces es muy probable que algunos de tus seguidores se vayan por donde han venido.

8- Hablas de cosas personales (política, religión, etc) en una cuenta profesional

Intenta siempre separar tus opiniones personales de las profesionales. Si eres un/a profesional del marketing online, por ejemplo, es casi seguro que la gente te está siguiendo porque les ofreces contenido interesante sobre el sector, consejos y noticias… Pero ¿Qué pasa si de repente empiezas a hablar de política, a criticar a Podemos o al PP y a dar tus opiniones personales sobre el aborto, la religión o la pena de muerte? Bueno, pues es muy probable que muchos de tus seguidores te abandonen. Te recomiendo en este caso tener un Twitter personal y otro profesional. Así te ahorrarás muchos problemas y polémicas.

9- No has seguido a quien te ha seguido

Hay muchísimos usuarios de Twitter (¡¡Muchísimos!!) que sólo te hacen «follow» para que tú hagas lo propio y si no, te dejan de seguir. Este es uno de los comportamientos que más rabia me da, ya que desprestigia la red social y va en contra del funcionamiento de la misma. Se supone que tú debes seguir en Twitter a las cuentas y personas que te interesen y que te aporten, pero no buscando que ellas te sigan a cambio. Las personas que hacen eso no tienen verdadero interés en lo que tú cuentas por lo que es mejor no tenerlas en la lista de followers.

10- Simplemente hay gente tramposa…

Y luego ya está el colmo de los colmos… ¡Los súper tramposos! Son incluso peores que los anteriores. Se reconocen fácilmente porque suelen tener un montón de seguidores pero siguen a muy pocas cuentas. Siempre actúan de la misma manera: te siguen, les devuelves el follow y, a los dos días, desapararecen. No te han dejado de seguir porque hayas sido aburrido o porque hayas sido poco profesional, lo han hecho porque ya han logrado lo que buscaban: tener un nuevo follower. Os recomiendo que, si localizáis alguno de estos usuarios tramposos, lo bloqueéis para que Twitter lo castigue como se merece 🙂

¡Espero que os haya gustado mi post y muchas gracias por leerme!

Artículo anteriorTu público objetivo: conectar emocionalmente
Artículo siguiente¿Qué es el Social Prospecting?
Empecé en el 2004, tras acabar la carrera, a trabajar como periodista. Probé la prensa escrita, la televisión y la radio hasta que en 2009 me sumergí, un poco por suerte y otro poco por casualidad, en el mundo de la comunicación corporativa, del gabinete de prensa y, cómo no, del marketing online, la publicidad y las redes sociales. Un giro que ahora, años después, veo como un gran acierto. Me sigo definiendo como periodista aunque ahora soy más marketiniana, community manager, bloggera, a ratos profesora... Lo que tengo claro es que comunicar es lo mío (siempre lo digo) así que, de una forma u otra, espero poder seguir haciéndolo muchos más años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí