Como ocurre en la vida misma, todo llega a su fin, y no podría ser menos en esta serie de publicaciones acerca de las startup y el proceso para hacerlas crecer de manera exponencial. La semana pasada abordé dos puntos muy importantes, el impulso de las ventajas competitivas y la ejecución del proceso de Growth Hacking. Esta semana me gustaría finalizar con los dos últimos puntos de este listado imprescindible en toda startup.

Optimiza el proceso de ejecución

Todo proceso está destinado a ser optimizado, afinado y redefinido, en el caso de que se hagan las cosas como es debido. Los procesos de ejecución en las startup, ya sean de Growth Hacking, de estrategias competitivas o simplemente de un procedimiento de actuación, son fluidos, es decir, en ningún caso estáticos, y debes invertir tu tiempo en conseguir que sigan en marcha, y tan sólo debes abandonarlos cuando sea apropiado. Pero, ¿cómo podemos optimizar la ejecución del Growth Hacking?, es sencillo, establece unos mecanismos que te permitan testar sobre la marcha si vas por el buen camino.

  • Ten un grupo de control: Siempre que te sea posible debes tener un grupo de control, como si de un experimento se tratase. En numerosas ocasiones, existen factores externos y ajenos a tu startup que pueden hacer variar los resultados de tu conversión. En el ejemplo que hemos estado viendo, si enviamos la campaña de mailing al 100% de los usuarios, para que éstos se formen en la creación de contenido, y obtenemos que el contenido creado se ha reducido en un 10%, jamás sabremos a ciencia cierta si esta reducción se ha producido porque el envío del correo ha sido un fracaso o porque ese mes coincidía con algún periodo vacacional. Lo ideal en este caso, es enviar la campaña al 80% de los contactos de tu directorio y dejar un 20% a modo de control, para comparar los resultados.
  • Utiliza el querido test A/B: este tipo de test es muy valorado por los profesionales del entorno digital, ya que tiene muchas ventajas, como su fácil comprensión y uso o su flexibilidad ante los cambios; y sólo algún inconveniente, como el número limitado de variaciones. Preferencias aparte, es el test que por excelencia usan los Growth Hackers en la startup, ya que puede dar respuesta a muchas de las incógnitas que se plantean a lo largo del proceso. Si al 80% de contactos, antes mencionados, les enviamos dos comunicaciones distintas, una con unas características más visuales, y otra con un modelo más estándar; a posteriori, podremos comprobar cual de los dos modelos ha resultado más eficaz y genera más creación de contenido, pudiendo introducir mejorar en futuras camapañas. Además de esto, este modelo, puede proporcionar a la startup información relevante sobre el perfil de los usuarios. En la actualidad, este test puede resultar mucho más sencillo si trabajas con Google Analitics y lo quieres usar en tu landing page, ya que no es necesario añadir nuevos códigos de programación.
  • Una retirada a tiempo es igual a una victoria: Los emprendedores no suelen rendirse en los proyectos iniciados en su startup, su espíritu luchador les motiva. En ciertos momentos, esto puede ser una ventaja, pero cuando tu ventaja competitiva es más débil de lo que creías, o es imposible que la ejecución del proceso llegue a buen puerto sin emplear una cantidad ingente de recursos, lo más adecuado es desechar el proyecto y emprender uno nuevo.

La clave está en la retroalimentación

El famoso feedback. Es hora de que tu startup revise, emprenda o continúe repitiendo estos 6 pasos del Growth Hacking. Sólo si se trabaja concienzudamente en los pasos citados, el éxito en tu proyecto será más fruto de tu tenacidad que de tu suerte.

 Y para poner en práctica esto último,ahí va mi propuesta de feedback, ¿qué os ha parecido esta serie de artículos sobre el Growth Hacking y las startup?

Imagen cortesía de Vlado en Freedigitalphotos.net

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí