Qué el vídeo online es el contenido rey ya lo sabemos, y también la multitud de ventajas que supone incorporarlo a nuestra web. Pero no sólo de youtube vive el vídeo. El maravilloso mundo de las apps nos da muy buenas opciones para incorporar material audiovisual a nuestro marketing de contenidos. En este post te propongo Vine para que lo sumes a tu estrategia. Una plataforma que cuenta con 40 millones de seguidores y cuyas pequeñas píldoras de vídeo de sólo seis segundos causan furor en la red. Un contenido creativo, fácilmente consumible y totalmente casero que supone ya uno de cada cinco tweets compartidos. Un éxito que no ha pasado desapercibido para muchas marcas que hacen verdaderas virguerías con la aplicación.

Ejemplos de éxito

Oreo o Trident son el ejemplo perfecto de cómo aprovechar Vine para compartir en sus redes sociales píldoras audiovisuales muy simpáticas.

Otras como Samsung, Disney o Dunkin Donuts nos han demostrado que se pueden hacer verdaderas producciones audiovisuales DIY en sólo 6 segundos.

La marca de bricolaje Lowes realiza divertidas demostraciones de sus productos. Cortas, visuales y fácilmente entendibles. Perfectas.

Y por supuesto, el propio Vine que hace todo su propio marketing en vídeos de en 6 segundos.

Algo más que contenido divertido

Obviamente, todas estas marcas se han lanzado a hacer vídeos con Vine no sólo por lo divertidos que son, sino porque les rentan seguidores en redes sociales que consumen su contenido y lo comparten porque su comunicación es fresca y entretenida. Y a esto aún podemos añadir tres ventajas más de los vídeos de Vine:

  • Los números. Uno de cada cinco tweets compartidos enlaza con un vídeo de Vine y los tweets promocionados que incluyen un vídeo de esta plataforma tienen cuatro veces más probabilidades de ser compartidos que otros.
  • Se pueden medir. Algunas plataformas como Simply Measured permiten conocer el número de impresiones del vídeo, el engagement, interacciones, datos geográficos, etc.
  • Múltiples aplicaciones. Por el propio funcionamiento de la plataforma, los vídeos son creativos por definición. Se pueden aprovechar para mostrar productos de forma más divertida, demostraciones de funcionamiento, ideas de uso o simplemente composiciones de stop motion simpáticas.
  • Técnicamente sencilla. Incorporar Vine a nuestra estrategia de contenidos es muy sencillo. Si aún no has probado la app, descárgala y trastea. Hay muchos tutoriales que explican su funcionamiento en pocos pasos. Creativamente es cuestión de darle un par de vueltas al coco para incorporar el vídeo de seis segundos de forma creativa a nuestra estrategia de contenidos. Pero de eso se trata, ¿no?.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí