Utiliza la geolocalización y la localización indoor para atraer clientes a tu comercio
5 (100%) 2 votes

En muchas ocasiones creemos que el marketing digital es únicamente online, y esto no es cierto. El marketing digital se basa en potenciar el negocio a través de todo el mundo digital aunque este no esté conectado a internet. Un ejemplo es el mundo del retail, el cual está haciendo grandes avances a través de lo digital.

Hoy tenemos el placer de tener en exclusiva a Raul G. Serapio, CEO de Neuromobile, el cual nos va a hablar sobre geolocalización y localización indoor. Tiene experiencia de más de 9 años en el sector de Areas Comerciales y en desarrollos de tecnologías enfocadas al cliente en diferentes sectores, construcción, educación. Focalizado en la obtención de conocimiento mediante experiencias, fundó Neuromobile. Una plataforma de gestión omnicanal que integra soluciones de marketing para incrementar la competitividad de todo tipo de áreas comerciales, retail y turismo.

¡Escucha atentamente!

Se acaba el verano y de nuevo volvemos a coger nuestra “bendita rutina” de trabajo, compromisos, familia… Volvemos a estar regularmente en los mismos sitios. Lejos quedan ya los lugares que hemos visitado en estos días estivales, como la playa, alguna nueva ciudad, la montaña… Estas visitas veraniegas se han basado en una serie de decisiones individuales, en pareja o en grupo que hemos tomado atendiendo a nuestros gustos e intereses. Y no nos hemos olvidados de compartir fotos, mensajes, tweets y publicaciones en nuestros medios sociales de todo aquello que hemos conocido ¡Somos producto de nuestra época! No hay duda de que estamos conectados en un mundo físico y digital, es decir figital.

Artículos relacionados:  El Big Data brinda acceso a las compañías a datos nunca antes vistos

En este momento en el que ambos mundos se unen, todos queremos acceder a los datos que nos permitan saber dónde están nuestros clientes o han estado y si podemos hacer que vengan a vernos. Ese es el objetivo: atraer clientes al punto de venta. Mucho se habla de localización, de los beacons, del WiFi tracking, de apps, de geofencing… Un batiburrillo de nombres que para muchas personas es casi lo mismo. Y, tengo que deciros algo, no hay tecnología perfecta y todas, absolutamente todas, tienen sus limitaciones.

Además del componente de complejidad tecnológica, tenemos que estar siempre atentos a otros aspectos no menos importantes. Recientemente hemos conocido noticias acerca de grandes multas que se han impuesto por geolocalizar y enviar mensajes sin permiso. La privacidad de los datos vuelve a ser un valor en alza y ya no sirve poner aparatos para scannear wifis: Apple y Android están poniendo medios para evitar que se rastree a los usuarios (ya lo hacen ellos). Incluso, algunos fabricantes de móviles bloquean las notificaciones de las apps que no consideran interesantes.

Así es el entorno de la geolocalización y su uso. Un continuo cambio, nuevos retos y muchas cosas por hacer. Vayamos al grano. En este tema que nos ocupa, tenemos que diferenciar 2 tipos de localización, la exterior basada en antenas de telefonía y gps y la indoor (en interiores) basada en wifi tracking, beacons… Los objetivos o usos que podemos aplicar son variados y con un potencial tremendo. Todos hemos podido ya experimentar personalmente la experiencia de recibir una notificación, por ejemplo, cuando estamos cerca de algún punto de interés que nos indica un restaurante cercano al tener instalada una conocida app de viajes. ¿No es así? Y esto, ¿qué supone? Recibir una notificación en el momento justo espacio-tiempo (cerca del restaurante a la hora de comer) es propiciar una gran tasa de éxito.

Artículos relacionados:  Skyscanner o cómo usar el big data en la compra online de viajes

Pero, ¿y si esta localización la utilizamos para “afinar” más sobre nuestro cliente? Saber si vive o trabaja cerca de un área de influencia de nuestro establecimiento es un dato que a muchos negocios le gustaría saber. ¿Verdad? ¿Y saber si un cliente nuestro visita a la competencia? El tiempo que pasa en ella y la frecuencia con la que va son datos que la localización nos puede aportar.

Estoy seguro de que ya habéis probado a buscar una tienda o un punto de interés y os habéis quedado con los ojos abiertos al ver que el poderoso Google muestra las franjas horarias con la frecuencia de visita. Esto es solo el comienzo de lo que la geolocalización puede aportar.

Y pasamos a la localización indoor ¿Qué pasa dentro de un comercio? Desde hace un tiempo se oye mucho ruido sobre este tema. Llevamos un par de años donde no paran de aparecer noticias sobre nuevos sistemas de localización basados en cámaras, apps, wifi, beacons…

Veo claramente 2 objetivos para la localización indoor: el primero es conocer o tener un soporte gráfico de cómo se distribuye el tiempo en las distintas zonas de un área comercial, turística, etc. Es decir, tener un “mapa de calor” y poder tomar decisiones sobre la distribución del local, de sus productos o del personal de tienda. Según qué tecnología apliquemos podemos tener más o menos precisión, pero muchas veces se nos olvida que no necesitamos obtener “precisión de baldosa”. El segundo objetivo es poder comunicarnos y ofrecer una experiencia distinta al saber que nuestro cliente ha entrado en nuestro local, hacer que se sienta especial y único, es decir, fidelizar. Un buen mensaje en el momento apropiado es, más que efectivo, necesario. La localización nos permite obtener y segmentar para afinar al máximo cuándo y qué ofrecer.

Artículos relacionados:  Utiliza Google Adwords express para simplificar tus campañas

En conclusión, la tecnología nos facilita muchas opciones. Si tenemos claros los objetivos podemos saber cuáles combinar. Además, si juntamos todos los datos que obtenemos fuera de un establecimiento con lo que sabemos de dentro aparece la ecuación perfecta. Sin entrar en conceptos de Big Data, con el análisis de unos pocos datos podemos conseguir grandes resultados. Saber que Ana ha estado consultado moda de fiesta en nuestra app y luego ha tardado 3 horas en ir al punto de venta, por ejemplo, es un caso de uso real que estamos aplicando.

Todo es cuestión de sentido común y de búsqueda del dato de calidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí