Uber suspende su programa de coches autónomos tras choque
5 (100%) 1 vote

Luego de que su coche autónomo tuviese un accidente en Arizona, Uber ha decidido suspender este programa de coches autónomos. El coche SUV de Volvo, quedó volcado sobre la carretera cuando se encontraba en el modo de conducción automática.

Uber y los coches autónomos

Uber coches autónomos

Tras lo sucedido con el coche, la compañía tomó la decisión de suspender su programa de coches autónomos en la ciudad de Arizona. Recientemente sin embargo, Uber ha anunciado que también suspenderá las pruebas con este tipo de vehículos en otras dos ciudades de los Estados Unidos: San Francisco y Pittsburg.

Según lo expresado por un portavoz de la compañía, los vehículos autónomos en Arizona permanecen conectados a tierra mientras siguen las investigaciones. Esto es interesando pues luego de hacer este anuncio se conoció la noticia de que la compañía haría lo mismo en las dos ciudades antes mencionadas.

Por otra parte, la compañía también ha dicho que la suspensión del programa durará lo que dure la investigación sobre el accidente. No obstante hizo hincapié en que la suspensión no tiene un tiempo establecido. De tal manera que ahora mismo no se sabe con certeza cuánto tiempo los coches autónomos de Uber permanecerán fuera de servicio.

Uber retiró su flota de vehículos en San Francisco en el mes de diciembre pasado tras una disputa con los reguladores locales. Una flota de coches más pequeña fue puesta en marcha en California a principios de mes tras concederse el permiso para probar dos coches.

Artículos relacionados:  Nueva tecnología protege a policías cuando están aparcados en sus vehiculos

Cabe mencionar que tanto en Pittsburg como en Phoenix, Uber ha estado probando 12 coches con conducción autónoma. Además, cada uno de estos coches de prueba cuentan con un conductor humano sentado en el lado del conductor. Esto significa que se puede conducir el vehículo de forma manual en caso de ser necesario.

Respecto al accidente ocurrido en Arizona, en el que por cierto no hubo heridos, se informa que la tecnología de conducción autónoma no fue de hecho la responsable. El accidente fue provocado por un fallo en un vehículo normal.

Desafortunadamente para Uber, este accidente se suma a una serie de malos acontecimientos relacionados con su tecnología de conducción autónoma. Además también ha tenido que lidiar con acusaciones de sexismo sistemático en su política corporativa.

Toda esta imagen negativa puede ser la explicación del por qué la compañía ha tomado la decisión de suspender su programa, a pesar de que esta claro que su tecnología no ha sido la responsable del accidente.

No hay comentarios

Dejar respuesta