Un tribunal de Madrid ordenó el martes el cese y la prohibición de las actividades en toda España de la empresa estadounidense Uber, el servicio online que pone en contacto a usuarios y conductores particulares, principalmente, a través de su app para móviles. Una iniciativa digital que ya analizamos en Digital Marketing Trends en nuestro artículo: Uber ¿Realmente creen que lo podrán parar? . Sin embargo, y pese a esta prohibición la empresa ha declarado que continuará ofreciendo sus servicios. “Uber Pop es un servicio de coche compartido y consiste en compartir los costes de propiedad del vehículo y ayudar a la gente a dejar sus coches particulares y por lo tanto continuaremos dando servicio“. La multinacional estadounidense cuyos servicios han sido prohibidos por el juzgado de lo mercantil Nº2 de Madrid para actuar en todo el territorio nacional o, como mínimo, en Madrid, ignora así el auto del juez.

La medida cautelar fue solicitada por la Asociación Madrileña del Taxi, que acusa al proveedor estadounidense de competencia desleal. “La medida (..) se ha tomado sin escuchar a la empresa Uber por el daño que se está ocasionando a los titulares del servicio de taxi y porque Uber es una empresa domiciliada en el paraíso fiscal estadounidense de Delaware”, comentan desde el juzgado. En la misma resolución judicial, se pedía a las empresas de telecomunicaciones y de pago electrónico que prohíban las transacciones y alojamiento a la empresa Uber.

Uber, valorada en unos 40.000 millones de dólares antes de su prevista salida a bolsa, afronta una prohibición similar en Holanda y enfrenta acciones legales en Alemania y en otros países de Europa, donde los taxistas la acusan de quebrantar la legislación local y la normativa de licencias, seguros y seguridad. Los taxistas consideran que la regulación que afecta al transporte público debería también afectar a este tipo de actividad. Incluso la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha abierto una consulta para tratar de enfocar el problema.

Artículos relacionados:  SEO: 5 tendencias a tener en cuenta

¿Qué gana Uber?

Por su parte, la empresa de California se define como una plataforma digital que ofrece a conductores particulares y usuarios de transporte urbano la posibilidad de conectarse para que los primeros ofrezcan servicio a los segundos. Además, la empresa se queda con una comisión del 20% del precio del trayecto, que establece la propia plataforma en función de sus propios intereses. La empresa, participada por Google y diversos fondos de inversión estadounidenses, defiende que los conductores cubren así los costes de propiedad y uso de sus vehículos, de manera que el servicio es en el fondo consumo colaborativo que a largo plazo mejorará la movilidad en las ciudades.

El servicio, del que los inversores destacan su potencial de crecimiento en países en vías de desarrollo, fue también prohibido en Delhi la semana pasada después de que una mujer acusara de violación a uno de sus conductores.

Uber comenzó inicialmente como un servicio de vehículos de lujo, pero en muchas ciudades ha añadido la opción UberX, en el que conductores no profesionales emplean sus propios vehículos. Aunque ha crecido rápidamente desde que comenzó en 2010 en San Francisco, ha tenido problemas regulatorios también en Norteamérica que le impiden operar en ciudades como Las Vegas, Miami y Vancouver.

1 Comentario

  1. Hola Indira, enhorabuena por la noticia. Yo creo que, hoy día, y más en entornos tan cambiantes, lo mejor es ir reciclándose. Sé que se debe tener en cuenta a las familias que viven del sector de los taxis, y Uber es una multinacional, pero no creo que la prohibición sea lo más apropiado. El sector debe renovarse y adaptarse, porque hoy es Uber, pero ¿y mañana?. Necesitan ser más competitivos y no salvaguardarse a través de barreras de entrada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí