Facebook y su batalla contra Tsu.co

Pocas veces hemos visto tan nervioso a Marck Zuckerberg que en los últimos meses. Y es que parece que Facebook por primera vez ha comenzado una cruzada contra una nueva red social llamada Tsu.co ¡Comienza la batalla! ¡Tsu.com vs Facebook!

¿Qué es tsu.co?

Pues nada más y nada menos que la enésima nueva red social que se ha creado recientemente, pero esta basa su potencial no en lo que ofrece o en su poder de distinción, sino directamente en su política de publicidad y captación de usuarios.

Y es que Tsu.co reparte los ingresos de publicidad que generan los anuncios insertados en esta nueva red social, entre sus propios usuarios. Algo así como la Robin Hood de las redes sociales, y es que al fin y al cabo, somos los usuarios los que tenemos que lidiar cada día con la publicidad en las redes sociales que hemos elegido tener y que básicamente nosotros mismos hemos coronado en la cúspide.

¿Qué sería Facebook o Instagram sin sus millones de usuarios? ¿Por qué tenemos que tragar con cada vez más publicidad? La respuesta parece clara, y el debate está en los principales mentideros digitales. Simplemente los usuarios de redes sociales tenemos que aceptar los mensajes publicitarios que se nos muestran por el uso y disfrute de una plataforma muy potente, y sobre todo, gratuita. Es un pequeño precio que debemos de pagar, algo así como una venta tácita de nuestra alma al “infierno” de las redes sociales.

Primero fue Facebook, luego Twitter, Instagram y ahora incluso Tinder inserta mensajes publicitarios en una red social destinada para encontrar pareja. (Puedes leer este artículo anterior sobre redes sociales para ligar).

La red social Tsu.co apareció en 2013 y su principal reclamo es que el 90% de los ingresos publicitarios de la red se reparten entre los usuarios, de modo que sólo el 10% restante va a parar a la propia compañía.

En Tsu.co el 90% de los ingresos publicitarios de la red se reparten entre los usuarios

Así que el funcionamiento se asemeja bastante a los cada vez menos prolíficos sistemas piramidales de generación de ingresos (¿todavía se los cree alguién?). Ya que cuántos más amigos incluyas en la red social, la demanda de anunciantes crecerá y con ella los ingresos a repartir,a demás de ganar un % extra por amigo invitado. De hecho, a esta red social sólo se puede acceder a través de una rigurosa invitación de otra persona que ya esté dentro.

Y aquí es dónde surge la lucha de Facebook con Tsu.com y es que muchos usuarios de Facebook utilizaban su muro para pedir o enviar invitaciones a otros usuarios.

En el momento en que Facebook se percató de la situación comenzó a bloquear este tipo de contenido, a cerrar perfiles, grupos y páginas dedicados a estos menesteres. De hecho es imposible compartir cualquier enlace que tenga que ver con Tsu.co.

El creador de Tsu.co, Sebastian Sobczak, entiende esto como una mala praxis ya que en Facebook hay miles de páginas y usuarios dedicados a un continuo mercadeo en otras materias, y no entiende porque algunas sí tienen cabida, y otras como la suya, no.

Puedes escribir sobre todo tipo de sitios web en de mala muerte y te dejan publicarlo, pero nosotros no existimos”.

Lo que parece claro es que Facebook ha entrado en guerra y le están temblando las piernas al ver como otras redes sociales empiezan a conseguir notoriedad y se convierten en potenciales enemigos a los que derribar. La batalla está servida…

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí