Estrategias e-commerce para incrementar tus ventas
Valora este artículo

Cuando emprendes en el mundo digital con una tienda online, no todo el mundo se detiene un momento a pesar en qué espera de su e-commerce, qué objetivos a largo plazo tendrá, que beneficios a corto espera, cómo lo medirá o qué estrategias y tácticas usará para cumplirlos. Realizar un plan estratégico digital es muy importante para poder determinar si vamos por el buen camino o nos hemos ido por los “cerros de Úbeda”.

En ese plan tomaremos medidas de análisis de la competencia para ver cómo reaccionan ante nuestras propuestas estratégicas o para “tomar prestado” aquello que hacen bien. Así mismo, una e-commerce debe ejercer su función de fidelización de clientes para evitar incurrir en el terrible “coste” de perdida de clientes y posterior recuperación.

Una e-commerce debe estructurarse desde el principio y tener un plan de negocio.

Sin embargo, una vez que has hecho los deberes y tu e-commecer no tiene nada que envidiar, a nivel estratégico, a las empresas de Silicon Valley, la batalla continúa para incrementar las conversiones, esos benditos leads, que transformados en ventas, te ayudan a pagar facturas y hacen que quieras seguir siendo emprendedor a pesar de los desplantes institucionales. Por esto, te traigo lista de tips fundamentales que te ayudarán a incrementar y mejorar las ventas en tu comercio digital.

Los 7 puntos para vender más y mejor en tu e-commerce.

  1. Optmizar la página de producto: Aunque esto sea básico, no se ven muchos ejemplo de optimización total por la red. Se debe tener en cuenta que presentar la página de producto en formato landing page es una muy buena opción para las e-commerce. ¿Por qué?, pues porque se trata de un formato que llama a la conversión, es sencillo y atractivo y la información relevante está resumida en una sólo página. Algunas veces este formato no da los resultados esperados al principio en e-commerce, de ahí la importancia de testar qué posibles dificultades está encontrando tu cliente en este primer paso de la compra, como por ejemplo que un usuario tenga estímulos para salir de ese tipo de página de producto, para buscar información de referencia, porque hay algún dato que no está claro o porque no sepa que productos tienes de la misma gama.
  2. Acciones que aumenten el tráfico a tu e-commerce: También es importante y vital saber que hay ciertas herramientas que pueden hacer llegar más usuarios a tu tienda online, aquí debes sacar todo tu encanto digital y ser el RR.PP de tu e-commcerce para atraer al público a la misma, que entren y vean y por supuesto que compren. Para ello hay que trabajar diferentes áreas:
    • El marketing de contenidos:  A mi personalmente me encanta que las marcas de alimentación me enseñen recetas con sus productos en su e-commerce, pero no cualquier receta, una receta rica, fácil y que no cueste encontrar el resto de productos. Esto es el llamado contenido de valor, todo el mundo quiere saber cómo usar tu producto de la mejor manera, haz un tutorial, que hay tendencia ecologista entre tu publico objetivo, muéstrale cómo reutilizar tu envase. Para volcar este contenido tan demandado lo mejor es tener un blog de corporativo y difundir las publicaciones en las redes sociales.
    • Interacción en Redes Sociales no es sólo escuchar y contestar: Pon especial atención a guiar a los usuarios a tu e-commerce, sin llegar a ser demasiado reiterativo, introduce enlaces a los productos que demanden o hagan consultas.
    • La publi de Facebook: Facebook sabe mucho es como una mega base de datos que no deja de crecer, invierte en ella y tendrás unas posibilidades de segmentación inigualables para hacer llegar los productos de tu e-commerce a aquellos que realmente lo necesitan.
    • SEO si o si: El posicionamiento natural en buscadores, es el quebradero de cabeza de algunos y el “santo grial” de otros, es muy necesario pero también hay que saber usarlo si no se tiene mucha experiencia en e-commerce. Si no quieres volverte muy loco, puedes ahorrar recursos y esfuerzos centrándote en las palabras clave de tus productos más significativos, esto viene muy bien cuanto te encuentras en un sector que tiene mucha competencia a nivel de posicionamiento orgánico. Una vez que hayas trabajado en él, las redes sociales pueden hacer un soporte del mismo, generando más visitas a la e-commerce.
    • Colaboraciones: Si tienes la posibilidad de realizar un colaboración con influencers o e-commerces afines para generar sinergias, mejor que mejor.
    • Email marketing: El gran “despreciado” por la falsa creencia de que todo el mundo marca como spam las comunicaciones comerciales. Una estrategia de email marketing bien planteada, como esta, puede generar un volumen de tráfico relevante importante.
  3. Más veloz, más eficaz: no sólo me refiero a la velocidad de carga de la web e-commerce, que por supuesto debe estar optimizada, sino también a la rapidez con la que se comunica, que el potencial cliente acceda  la información de forma rápida o que no te demores en contestar a una consulta realizada, son síntomas de calidad percibida por el cliente y por tanto tendrá más motivos para comprar en tu e-commerce.
  4. No hacer un interrogatorio de tercer grado a tus potenciales clientes: Pedir datos está muy bien y si además explicas el porqué mucho mejor, pero no puedes solicitar campos y campos de información porque a cada campos que añada de más, tu posible cliente se irá alejando poco a poco ( o saldrá espantado en estampida de tu e-commerce).
  5. La psicología echa materia, la USABILIDAD: como es de esperar, la palabra de por sí emana fuerza, este concepto longevo y a la vez de reciente aplicación, es la clave para hacer sentir al usuarios de tu e-commerce cómo y confortable en la misma. Para ello deberás tenerlo informado en cada momento de su situación en la web, si hay algún fallo o si todo va correcto; también el lenguaje que uses en la e-commerce debe ser normal, como hablan tus propios clientes, claro y natural; dejar libertad de acción y no obligarlo a que siga un determinado camino para acceder a algún producto o ver información; diseñar la web de forma clara, minimalista y con un estándar para todas las páginas que englobe así como prevenir los posibles errores que puedan cometer los usuarios en la e-commerce antes de que los comentan, por ejemplo, resaltando en rojo los campos que le faltan por rellenar.
  6. Menos es más: Si simplificamos al máximo el proceso de compra de la e-commerce, además de prevenir errores, no cansaremos a los potenciales clientes. Pedir la información en una sólo página y con click pasar a la plataforma de pago directamente es una buena manera de que la venta se lleve a cabo.
  7. Mejora tus ventas: Si estás contento con tu número de ventas de tu e-commerce, ¿por qué no incrementar el valor del pedido medio del carrito?. Ofrece productos que complementen para conseguir ventas cruzadas, recuérdele al cliente que cantidad le falta para conseguir el envío gratuito u ofrecer ofertas y descuentos son algunas acciones que pueden ayudar a conseguir que los clientes incrementen su gasto y además perciban lo importantes que son para ti.

Y con este último punto finalizo, esperando que te sirva de guía y ayuda para que tu e-commerce pegue una dentellada a la cuota de mercado de tus competidores directos o por lo menos para que las nuevas ventas saneen un poco tu bolsillo emprendedor.

Por supuesto, si tienes alguna táctica infalible para conseguir ventas estas invitad@ a contárnosla, es siempre bienvenida.

Imagen Foxforix en Flickr

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí