El SEO y el UX son dos conceptos ya comunes en las compañías. Y ambos, aunque de distinta manera, comparten un mismo objetivo: ofrecer al consumidor una optima experiencia de usuario. El Search Engine Optimization o SEO centra su estrategia en mejorar el posicionamiento de una página web en los resultados orgánicos de los buscadores, mientras que el User eXperience o UX busca cubrir las necesidades de los usuarios.

Conscientes del potencial de la unión entre ambos términos y con el objetivo de mejorar la experiencia global de un consumidor cada vez vez más crítico y exigente, buscadores como Google han implantando en los últimos años una serie de algoritmos que ahondaban en esa optima experiencia de usuario.

En 2013 asistimos al nacimiento de Hummingbird, creado por este buscador para conseguir una web mucho más semántica, acercando la intención de búsqueda al usuario. Este algoritmo no era el primero en aproximar el posicionamiento web a una buena experiencia de usuario. Ya existían otros como Panda, que penalizaba las páginas que no aportasen valor suficiente, cuyo contenido fuese excesivamente corto o que tuviesen contenido duplicado; o como Pinguin, que analizaba los enlaces de las web para detectar si éste se había conseguido de forma natural o fraudolenta.

Otro ejemplo de ello fue la aparición de Fred en 2017, poniendo en el punto de mira a las páginas que intentan ganar dinero con publicidad AdSense sin importarles la calidad y la experiencia de usuario.

Pero, ¿cómo es posible combinar el SEO y el UX?, ¿qué deben llevar a cabo las marcas para mejorar la experiencia del usuario?

¿Cómo hacer buen SEO teniendo en cuenta la UX?

Existen infinidad de aspectos que una marca debe seguir para incrementar el valor de la experiencia de usuario. Aquí hablamos de seis puntos muy importantes a tener en cuenta por las empresas:

Diferencia entre Buyer person & UX person

Antes de iniciar tu estrategia, céntrate en quién será el consumidor del contenido de tu  web. Hasta ahora en el mundo SEO y de marketing, solo se ha tenido en cuenta el arquetipo de persona (buyer person) al que queremos mandar nuestro mensaje, pero esto deja de tener sentido ya que no podemos mirar únicamente en esa dirección. Es necesario enfocarnos también en la persona que sabemos que necesita nuestro contenido y estructurar nuestra estrategia teniendo en mente a nuestra UX persona.

En este link puedes ver cuál es la diferencia entre Buyer persona y UX persona (ing).

  1. Investiga sobre las palabras clave

Ahora que ya sabes quien es tu buyer persona y tu UX persona, te será mucho más fácil identificar posibles palabras clave. Pero, no te centres exclusivamente en el negocio, recuerda que lo que queremos es que las personas que quieran y las personas que necesitan nuestro contenido, nos visiten.

Para investigar sobre palabras clave, puedes usar herramientas gratuitas como Google Ads o herramientas de pago y muy potentes como semRush. Acuerdate de atribuir una o varias palabras clave por página, ten presente la canibalización y repasa que cada web tenga un objetivo de negocio. Si la página a la que apuntan estas palabras es de creación nueva, estructura la nueva landing teniendo en cuenta las palabras clave seleccionadas. En caso de que no sea nueva, tendrás que optimizarla, ¡pero recuerda! hay algoritmos como Hummingbird, que examinan la naturalidad de tu contenido, por lo tanto no plagies con tus palabras clave, la url, el title, o los elementos h… ten presente al usuario y la sencillez a la hora de leer.

  1. La importancia de la arquitectura de la información

Analiza y repasa el árbol de contenido de tu página web y céntrate en el negocio para ver si tienes una estructura acorde a tus objetivos. Nuevamente ten muy presente la experiencia que el usuario va a obtener cuando se encuentre navegando. Como ya tienes identificadas a tus UX personas puedes realizar con ellos un cardsorting para comprender cómo estructuran el contenido. Analiza los resultados obtenidos y crúzalos con tus objetivos de negocio. ¿Encajan? Si no encajan, intenta hacer un híbrido entre los dos resultados dando mayor peso a los obtenidos en el cardsorting. Tener unos usuarios felices y que sepan acceder al contenido de tu web producirá menos tasa de rebote y, además, un mayor número de objetivos conseguidos, entre otros aspectos.

Recuerda poner un nombre a la URL acorde al árbol de contenido y al resultado que obtuviste de la investigación de las palabras clave. La principal key word objetivo tras tu averiguación es la que deberá aparecer en la url.

La misma arquitectura de la información que hagas para desktop es la que debes tener en cuenta en los dispositivos móviles. Si te lo estabas preguntando, sí, existe el Mobile First Index siendo el Mobile Friendly un factor nuevo de posicionamiento. En este punto cobra fuerza la UI ya que tiene especial importancia que el tamaño de los textos sea adecuado o que podamos hacer tap en los botones sin activar otra interacción de la página.

  1. Repasa los enlaces internos y externos

Facilita la experiencia de tu usuario con menús secundarios, migas de pan, listados y filtros entre otros, pero ten presente cuáles son las páginas que reciben más enlaces.

A este respecto, es recomendable crear un Excel con las páginas que más links reciben, y analizar tus objetivos. ¿Es esta la página más importante de la web? Si la respuesta es no, repasa las páginas con mayor autoridad y analiza a donde apuntan sus vinculos.

Respecto a los links que derivan a otras páginas web, repasa si son relevantes y si no lo son, elimina los enlaces. A tus usuarios nos les interesa saltar a otra página que no tenga contenido relacionado con lo que está viendo. Además, si esos links están colocados antes de tu objetivo de conversión, seguramente no interesen a tu negocio, por lo que elimínalos si no son necesarios.

  1. El contenido es la fuerza

A estas alturas ya tenemos que tener claro el tipo de contenido que tenemos que crear. Olvídate del SEO por un minuto y céntrate en el usuario. Pregúntate, que es lo que realmente quiere, que le resulta útil encontrar cuando llegue a tu web, ¿qué es lo que demandan? Junta toda esa información que ya conoces con las palabras clave que has identificado, nutre los textos con ellas, de forma natural y semántica, y enriquece el contenido usando sinónimos y destacando partes interesantes del texto en negrita o cursiva.

  1. Solicita la indexación a Google

Una parte importe es que solicites la indexación a Google en Search Console. Ten presente que Google otorga como contenido original al primero que lo indexa siendo el resto contenido duplicado o copiado (lo que implica penalizaciones).

Nacimiento del SEUX

Cada vez cobra más importancia la experiencia del usuario cuando este llega a una web y, de hecho, tiene todo el sentido del mundo que sea así. Atrás quedaron los tiempos en los que lo único que se quería era captar cantidad de tráfico, sin importar la calidad que nos reportase. Google ha entendido que si quiere seguir siendo referente como medio y método de búsqueda tiene que dar a los usuarios lo que necesitan, y eso pasa por mejorar sus algoritmos de búsqueda para que muestren resultados cada vez mejor seleccionados.

Esto me hace reflexionar si el propio acrónimo de SEO (Search Engine Optimation), no se terminará fusionando con el de UX (User experience) dando como resultado el SEUX (Search Engine User experience). ¿Y tú que opinas? ¿Te parece acertado este nuevo término o crees que evolucionará a otro?

1 COMMENT

Comments are closed.