La revolución tecnológica ha supuesto un gran cambio en las formas y medios de comunicación, pero también un reto para las marcas a la hora de plantear esa comunicación. De este gran cambio han surgido nuevos espacios que se han convertido en esenciales en una estrategia de comunicación online; nuevas personalidades alzadas ya como líderes de opinión; nuevos medios en los que las marcas necesitan estar.

Me refiero principalmente a los blogs y a los bloggers que los gestionan. Esos espacios que surgieron con el mundo 2.0 y que han pasado de entenderse como un perfil personal a ser considerados casi como un medio de comunicación más a tener en cuenta.

Dependiendo del sector en el que se sitúe una marca, los bloggers se convierten en un público muy importante al que se debe cuidar y mimar para conseguir un buen trato y relación, algo que con suerte podrá convertirse en presencia de marca en sus sitios web, lo que supone ser visto por cientos o incluso miles de personas que se convertirán en potenciales clientes.

Por ello, las marcas han de tenerlos muy en cuenta en sus estrategias comunicativas y deben integrarlos en las mismas. Sin embargo, la comunicación con este público debe ser diferente de la que antaño se haya podido establecer con los medios tradicionales, y de la que se siga realizando. Los bloggers no son medios, son personas y debemos tratarlos como tal.

Olvidémonos entonces de las tradicionales notas de prensa masivas, que lo único que conseguirán será espantarlos y que rechacen automáticamente cualquier comunicación de nuestra marca. El trato con ellos debe ser diferente.

Artículos relacionados:  Extra Extra! Noticias Marketing Digital

Entonces, ¿qué hacemos? Básicamente se trata de construir una relación personal, cuidada para cada uno de los bloggers con los que queramos comunicarnos. Es un trabajo laborioso pero con el que podréis obtener grandes frutos.

Lo primero que hay que hacer es seleccionar los blogs que son interesantes para la marca, esto es, identificar aquellos que traten temas relacionados con el sector de la misma. Una vez hecho esto, es conveniente crear una completa base de datos e ir actualizándola a medida que se vayan identificando más bloggers interesantes de cara a la estrategia marcada.

Es muy importante que ese primer paso se identifiquen siempre blogs que estén relacionados con el sector de la marca. Así, el segundo paso, el del diálogo con ellos, será más sencillo. Y es que si marca y blogger se preocupan por lo mismo, el diálogo entre ellos vendrá solo. Atrévete a seguirlos en sus canales sociales y a interactuar con ellos en el contenido que sea susceptible para ello, es decir, que sea interesante para la marca. Así podrás darla a conocer de una forma no intrusiva. Será el principio de la relación entre la marca y el blogger.

Este no es un trabajo de un solo día, será necesario tiempo para consolidar esa relación mostrando interés por su trabajo. Así, le invitaremos indirectamente a que se interese por la marca y termine conociéndola. Al tener relación con sus intereses, seguro que la seguirá de cerca.

Pero, por encima de todo, hay que tener siempre en cuenta de que un blogger es una persona como tú o como yo. No es un medio y no debe ser tratado como tal. Establece una relación personal con él, déjale claro por qué lo contactas, qué te ha llevado a hacerlo y qué pretendes. Sé claro con él, exponle qué es lo que quieres y qué es lo que ofreces a cambio.

Artículos relacionados:  Tengo una lista de suscriptores y ¿ahora qué?

Establecer una relación personal de calidad. Esa es la base para construir una buena relación entre marca y blogger.

Imagen: Pixabay

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí