“Necesito una redacción para SEO”

Si eres redactor es muy posible que hayas recibido un mensaje con estas mismas palabras. Probablemente se te pusieron los pelos de punta al leerlas por primera vez.

No hay porqué preocuparse: lo que te están pidiendo no difiere tanto del tipo de redacción al que estás acostumbrado. Sin embargo, ahí van algunos consejos que pueden ser útiles a la hora de enfrentarse a la redacción SEO.

¿Qué es el SEO?

Se trata del proceso de mejorar la visibilidad de un sitio web en los resultados de los distintos buscadores.

El SEO (Search Engine Optimization) es una disciplina variable. Google cambia los algoritmos cada cierto tiempo, por lo que es conveniente mantenerse actualizado. Existen distintas técnicas y estrategias para trabajar el posicionamiento web.

¿Qué es la redacción SEO?

Se trata de la creación de contenidos escritos para favorecer el posicionamiento web orgánico en buscadores. Redacción para SEO, escritura SEO, artículos orientados a SEO,… todos estos nombres hacen referencia a este tipo de redacción.

Se trata que los textos ayuden a que una web obtenga una mejor posición en los buscadores al realizar una búsqueda por una determinada palabra clave. Esa mejor posición debería traducirse en un incremento orgánico de las visitas.

El SEO es un trabajo a medio-largo plazo y se divide en diversos frentes. Existen diversas herramientas SEO que te guiarán en la tarea de mejorar el posicionamiento de tu web.

¿Hace falta ser Especialista SEO?

No es necesario (si bien es importante tener nociones sobre la materia). Tal como hemos apuntado antes: el SEO se divide en diversos frentes. La redacción SEO es solamente uno de ellos. Por supuesto, para mejorar el posicionamiento web orgánico, es imprescindible contar con un profesional que se ocupe de coordinar todos los frentes.

Artículos relacionados:  SEO para empresas : estrategias B2B vs B2C

Consejos para una buena redacción SEO

Sé original: es fundamental. Si recogemos información de distintas fuentes, debemos re-escribirlos de nuevo. El copy-paste es tu peor enemigo.

Ten en mente a tu target: si quieres evitar que eleve la tasa de rebote debes tener en mente a tu lector ideal. No es lo mismo escribir para jovencitas que quieren leer sobre sus ídolos pop que hacerlo para altos ejecutivos que quieren estar al corriente sobre la actualidad económica internacional.
Google tiene en cuenta el comportamiento del usuario en la web, de forma que debes procurar evitar la tasa de rebote y que el usuario visite varias páginas de tu web antes de irse.

Crea contenido de valor: ten en cuenta por qué llega el lector a la página y procura ofrecerle contenido relevante. Cuanto mayor sea el valor de tu contenido, mejor.

Cuida la longitud: lo ideal son textos ricos, superiores a 300 palabras. Sin embargo, lo principal es que tengan sentido en el contexto. Si no hay contenido para tanto es mejor no forzar.

Atención a las palabras clave: las palabras clave deben estar en el texto. Cuanto más al principio, mejor. Evita forzar errores sintácticos, haz que tus frases tengan sentidos. Los buscadores tienen en cuenta la densidad global de todas las páginas: procura no repetir en exceso o podría interpretarse como keyword stuffing.

Utiliza sinónimos: Google cada vez es mejor interpretando sinónimos, por lo que una vez hayamos cumplido los requerimientos de palabras clave, no viene mal si utilizamos sinónimos o variaciones de la expresión.

Artículos relacionados:  Cómo mejorar tu experiencia de marca con Google Plus

Cuida la ortografía: revisa que no existan errores gramaticales, sintácticos u ortográficos. Google odia el contenido mal escrito tanto como los lectores.

Utiliza links y negritas: resalta con negrita la información especialmente clave y no dudes en enlazar otra página si el link tiene valor para el lector.

Olvídate del SEO: no te obsesiones. Sé natural en tu redacción. Escribe para tus lectores, no para Google. Si en algún momento llegas a un conflicto Google vs Usuario, debes favorecer siempre al usuario.

Títulos para SEO

El cometido del título de cualquier artículo (adaptado para posicionamiento web o no), es persuadir al lector potencial. Tal como ya vimos con los asuntos en Email Marketing, el copywriting puede ayudarnos a mejorar la tasa de clic.

La longitud del titular debe ser entre 40 y 70 caracteres y es importante introducir la palabra clave del artículo (cuanto más a la izquierda, mejor).

¿Cuál ha sido tu experiencia con la redacción para SEO? ¿Ya te has enfrentado a textos para Google? ¿Con qué problemas te has encontrado?

¡Espero tus comentarios al respecto!

2 Comentarios

  1. Hola Viktor,

    Desde mi punto de vista (de SEO) creo que es mejor pedir que redacten “buenos contenidos, completos y originales” a pedir “contenidos escritos para Google”. Al final a Google lo que le gustan son los buenos contenidos y a un redactor es eso lo que se le debe pedir (ni más ni menos).

    Luego, el SEO ya es el que se tendrá que optimizar lo que haga falta.

    Por lo demás totalmente de acuerdo en todos los puntos que comentas. Si acaso el tema de la extensión, que aunque estoy de acuerdo yo pediría un mínimo de 1000 palabras para considerarlo un contenido jugoso para posicionar por más palabras clave… que tampoco es tan difícil, este comentario ya tiene 162 palabras (y es solamente un comentario).

    …que eso es otra estrategia: escribir artículos que inciten a la participación de los usuarios. Así consigues UGC (User Generated Content) que también será contenido susceptible de ser indexado, ergo, posicionarse.

    Un saludo 🙂

    • Estimado Jesús,
      No podría estar más de acuerdo: lo importante es publicar buen contenido. El SEO solamente son unas pequeñas pinceladas (algunos detalles a cuidar) en nuestras publicaciones.
      Sobre la extensión: hay muchos factores. De hecho, algunas webs llegan a pedir artículos de más de 1.600 palabras, otros 1.200, otros 1.000,… Sobre extensión soy de la opinión que un artículo debe tener la cantidad de palabras que se tercie (divagar por divagar tampoco es bueno, ni para Google ni para el lector).
      ¡Muchas gracias por tu aportación! Así da gusto escribir este tipo de artículos…
      Un cordial saludo,

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí