Cada vez son más las marcas que realizan publicidad online, sin distinción de tamaños, ni siquiera es privativa de determinados sectores. ¿Por qué? Porque es fácil, relativamente barato y donde encontramos a la mayoría de las audiencias. Con un par de clicks y 10 euros puedes mostrar tu anuncio ante más de 2.000 personas en Facebook, ¿por qué razón no iban a recurrir a este tipo de comunicación?

Hoy en día, las organizaciones no necesitan grandes presupuestos de publicidad para garantizarse que llegan a un público lo suficientemente amplio como para obtener resultados. No sólo pueden hacerlo con un coste muy bajo, sino que además, tienen una amplia variedad de opciones y formatos.

Un estudio elaborado en 2016 por el Interactive Advertising Bureau España (IAB), asociación que representa al sector de la publicidad en medios digitales en España, asegura que 9 de cada 10 internautas se conectan a diario y que también los medios de comunicación online son los soportes digitales más creíbles. Estos medios son también en los que se concentra la mayor atención de publicidad y en los que más credibilidad se tiene.

Un usuario detrás de cada dispositivo

En un mundo en el que los usuarios pasan la mayoría de su tiempo conectados, la publicidad en internet es cada vez más relevante. Esto a priori, puede ser muy interesante para cualquier marca. Sin embargo, nos enfrentamos a un dilema en la interacción con los usuarios.

El dilema no es otro que la saturación de publicidad que ya existe en el espacio digital. Una publicidad que en muchos casos no es relevante, de baja calidad y que se dirige al consumidor de forma intrusiva. Estas circunstancias, en lugar de beneficiar a las marcas, repercuten negativamente y tienen un efecto contrario al deseado entre sus clientes potenciales y actuales.

Artículos relacionados:  Pautas para mejorar la user experience de nuestra página web

Con independencia de la relativa sencillez que supone las empresas generar una presencia online, nunca debemos olvidar que hay un usuario detrás de cada dispositivo. A nadie le gusta recibir en el teléfono móvil publicidad intrusiva, que no deja ver el contenido que está buscando o hacer click en un banner de un producto que interese y terminar en la página de destino de un producto que no tiene que ver con el publicitado.

No es ninguna coincidencia que el uso de los adblockers (sistemas para bloquear o filtrar publicidad) haya crecido en los últimos años.

“Existen 5,6 millones de usuarios de adblockers en España, lo que representa un 26% de los internautas. El 68% declara que, si pudiera, bloquearía la publicidad (un 57% entre los no usuarios de adblockers)” según IAB Spain. 

Claves en la relación con el público digital

publicidad online
Conecta con el consumidor online centrándote en sus necesidades.

En un entorno digital competitivo las marcas no pueden permitirse dejar de conectar con sus usuarios, pero siempre con la premisa de no imponerse o saturar con mensajes que puedan ser contraproducentes. Para ello, deben tener en cuenta tres claves fundamentales a la hora de relacionarnos con nuestro público digital:

  1. Audiencia:

Se habla mucho sobre el papel que juega el consumidor en el mundo digital, sin embargo pocas marcas realmente piensan en sus usuarios antes de diseñar sus planes de publicidad.

Las estrategias de marketing inbound y “user centric” están muy de moda, pero aun hay espacio por recorrer en estas áreas. Es necesario analizar y hablar con nuestro target final, entender cuáles son sus necesidades y prioridades, para saber así de qué manera nuestra marca puede ayudarle.

  1. Relevancia:

Una vez que hemos analizado con detalle a nuestro usuario final, sabemos cómo piensa, qué es lo que hace y cómo le vamos a ayudar, toca definir cómo vamos a llegar hasta él. Las tendencias en publicidad ya establecen que la compra programática y el RTB (sistema de compra publicitaria por puja) es cada vez más habitual en el medio online por la relevancia y el enfoque en el usuario final que ofrece. Este tipo de publicidad se orienta a “aprender” el comportamiento de un target específico para, de esta forma, hacerle llegar un mensaje que le resulte relevante. Es necesario ser asertivos en el entorno en que vive nuestro usuario, tener claro lo que busca dentro del mismo y lo que nosotros le vamos a ofrecer, para así lograr ser eficientes en la comunicación.

  1. Creatividad:

No necesitamos un equipo de 20 creativos profesionales para idear una campaña innovadora y de éxito. Basta con analizar nuestra audiencia, pensar en el contexto en el que viven y conocer el producto que ofrecemos para hacer un “brainstorm” de ideas. Por este motivo, las tendencias de “design thinking” empiezan a ser más importantes en la era digital. Cuantas más personas aporten ideas de valor, más nos acercamos a la innovación y la creatividad. La publicidad creativa es más memorable para el target final, ofrece un valor agregado y ayuda a generar una conexión más fuerte con el mismo. Gracias a la diversidad de formatos con la que contamos en la actualidad, y la disponibilidad que ofrece el mundo digital, es más fácil ser un poco más creativos en la forma con la que nos comunicamos con los usuarios.

Artículos relacionados:  Consumer Journey: Un mapa para saber cuándo y cómo influir al consumidor

Las tendencias indican que en los próximos años la publicidad estará cada vez más centrada y personalizada en nuestros hábitos de consumo, gustos, compras, visitas, etc. Las marcas que no puedan entrar a competir en este medio serán rechazadas y no generarán un impacto suficiente frente a su target.

Cualquier buena estrategia de publicidad online debe estar siempre enfocada en el usuario. Si buscamos reconocer a nuestra audiencia, ser relevantes en el entorno en el que vive y ser creativos en cómo nos comunicamos con ella, lograremos generar una conexión y no pasar desapercibidos en un scroll más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí