Existen diversos tipos de revistas que no se venden en quioscos que funcionan como poderosísimas herramientas de marketing, más aún si cabe en los últimos tiempos.

Además de los catálogos que adoptan la estructura de las revistas, con artículos y reportajes fotográficos de un estilo muy similar al de aquellas aunque orientados a la promoción, también cabe mencionar las revistas sectoriales y las de determinadas asociaciones, en las que la publicidad desempeña un papel básico. Te contamos cómo destacar frente a tu competencia con una de estas publicaciones.

Revistas de asociaciones

Las asociaciones de vecinos, así como las de comerciantes y empresarios, suelen publicar revistas que, además de los textos correspondientes, incluyen publicidad de los negocios que desean aparecer en ellas. Sus textos pueden ir orientados a informar sobre actos y celebraciones, noticias, programas de festejos, detalles de interés sobre el barrio o municipio, recetas y entrevistas a personalidades de la zona, entre otros. La opción habitual para imprimir revistas de este tipo es el papel couché de buena calidad, cuyo tacto y grosor invitan a la lectura al tiempo que es resistente.

Habitualmente se sufragan gracias a la publicidad, la cual, por otra parte, suele resultar asequible para el anunciante. De esta forma, se consiguen publicaciones de interés para los lectores, en las que los negocios de la zona encuentran una ventana para destacar lo mejor de sí mismos. Por todo ello, incluir un anuncio publicitario en una de estas publicaciones, donde destaquen tus datos de contacto y los servicios que prestas, puede servirte para captar nuevos clientes de tu zona.

Revistas corporativas

Las revistas corporativas, si bien a priori no parecen encajar como estrategia publicitaria entre las pymes y los autónomos, constituyen una herramienta de promoción muy eficaz, pues infunden un halo de prestigio al negocio y satisfacen sus necesidades de comunicación. Sin embargo, corren el riesgo de resultar aburridas, por lo que es imprescindible encontrar un equilibrio entre el refuerzo de la imagen de marca y un monográfico sobre cuestiones internas de la empresa que a un lector externo podrían no interesarle en absoluto.

Artículos relacionados:  Header Bidding: La nueva forma de monetización preferida por los publishers

Una idea muy eficaz es el híbrido entre revista y catálogo: consiste en agrupar aquellos productos o servicios que queremos destacar en torno a distintos temas. De esta manera, no los presentamos en solitario, sino que podemos fomentar las ventas cruzadas al mostrar su interacción con otros.

Revistas sectoriales

En ellas, se repasan las novedades del sector en cuestión y también es posible insertar publicidad de nuestra empresa, así como protagonizar un reportaje que dé cuenta de algún hito conseguido por nuestro negocio recientemente. En estos casos, dicha publicidad suele ir más orientada a ganar prestigio entre nuestros competidores que a captar clientes por sí sola, pues el público suele componerse por profesionales del ramo. Con todo, siempre es posible obtener recomendaciones de otros empresarios que operen en zonas distintas a la nuestra, de modo que no está de más cultivar una imagen de marca sólida también entre ellos.

En resumen, las revistas se han convertido en una herramienta tan versátil que, con independencia del sector de nuestro negocio, es fácil encontrar la que mejor se adaptará a nosotros y más nos ayudará a seguir mejorando nuestra posición en el mercado.