La campaña de Oreo en Youtube, genera nueva normativa en Reino Unido.

Una nueva campaña de Oreo en Youtube crea una nueva regulación ya que obliga a los usuarios de esta plataforma audiovisual a cumplir con una nueva regla: si un vídeo de un Youtuber es promocional, tendrá que estar marcado como tal, o al menos será así en Reino Unido. La falta de información clara sobre su condición de publicidad pagada es el argumento que la Advertising Standards Authority (ASA); el Autocontrol británico, ha utilizado para prohibir una campaña de Oreo en YouTube.

Oreo envió un comunicado diciendo que añadirán mensajes de advertencia de publicidad a los vídeos. Así, las autoridades británicas han exigido un sistema regulador que sea parecido al que existe en la televisión. Ahora la Advertising Standars Authority seguirá de cerca a varios Youtubers para detectar casos de publicidad encubierta. “Las marcas y los videobloggers tendrán que ser más claros”, dicen desde el ente.

Según informa la revista Campaign, desde la prohibición, Oreo ha vuelto a publicar los vídeos con un aviso que especifica claramente que se trata de publicidad pagada. La campaña presentaba a cuatro youtubers famosos entre el público británico mostrando envases de Oreo y diciendo que habían sido invitados a participar en una lick race (o carrera de chupetones, el modo de consumir la galleta chupando su crema que tanto se usa en la publicidad de la marca). Los famosos youtubers fueron, en concreto: Phil Lester y Dan Howell, que tienen 2.2 millones de suscriptores con el canal AmazingPhil; Thomas Ridgewell con 3.2 millones con TomSka; Emma Blackery, que tiene 829,000 y PJ Ligouri que tiene 600 mil en su canal KickThePJ.

Artículos relacionados:  Social Media y Anti Social Media

La ASA examinó la campaña a instancias de un periodista de la BBC que demandaba al organismo estudiar si los vídeos estaban claramente etiquetados como publicidad y ello a pesar de que si se pulsaba el botón “mostrar más” de la parte inferior del vídeo se leía este mensaje: “Visita el sitio web de Oreo para ver más chupadas. ¡Gracias a Oreo por hacer posible este vídeo!”

Según informa The Guardian, ante esta reclamación, la marca de galletas Oreo (propiedad de Mondelez) reconoció inmediatamente que no había intentado ocultar nada a los espectadores y admitió que los youtubers habían sido contratados por la marca para producir el vídeo, al tiempo que señalaba que, en su opinión, el hecho de que los protagonistas dijeran que habían sido contactos por Oreo unido al mensaje bajo los vídeos dejaba claro que se trataba de un contenido publicitario.

La ASA reconoció estos hechos pero hizo notar que como los canales de YouTube contratados tienen estilo editorial, “la intención comercial debería haberse dejado clara antes de que pudiera verse el contenido”. Así que, a partir de ahora, y en UK, este es un requisito obligatorio para cualquier iniciativa publicitaria de este tipo en YouTube.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí