Cómo preparar tecnológicamente un centro deportivo
Valora este artículo

Durante los últimos años han florecido en las universidades y escuelas de negocios miles de Máster de marketing especializados en el sector deportivo, vendidos como ideales para la gestión deportiva. En ellos, generalmente se habla sobre la importancia de realizar una buena comunicación con el cliente potencial, de tener una imagen de marca limpia y de calidad, y de tener las instalaciones siempre impecables. Es decir, transmitir la mejor imagen de cara a la galería.

Hasta aquí, nada nuevo. Es decir, que podríamos aplicar estas mismas consignas a cualquier otro sector del mercado, recitarlas de carrerilla y nos seguiría sirviendo como ABC del marketing.

Es más, si en lugar de hipotecarnos para pagar unos estudios de este nivel, acudimos a la Cámara de Comercio de cualquier Ayuntamiento, es muy probable que se ofrezcan cursosgratuitos donde nos dirán más o menos lo mismo, aunque profesor y alumnos no irán en traje.

Y es que todo eso está muy bien pero, ¿qué pasa con nuestros socios actuales?

Pues aparece un problema similar al que han sufrido las compañías móviles desde su nacimiento. Si te preocupas más por los clientes que pueden llegar que por los que ya tienes, efectivamente, conseguirás nuevas cuotas, pero el coste a pagar será el de perder socios. Y el coste de mantener un cliente es mucho menor que el de conseguir uno nuevo.

El hecho de ofrecer instalaciones deportivas con pistas y campos en buen estado y que estén óptimas condiciones para los socios y deportistas, no es suficiente para que un club pueda fidelizar a sus clientes de por vida.

Siempre hay que ir más allá, no vale con mostrar lo que tienes, sino conseguir que los socios y clientes potenciales conozcan no solo lo que son capaces de ver, sino el provecho que pueden sacar de todas tus instalaciones.

¿Cómo conseguir eso?

España es uno de los países europeos con una mayor penetración de las nuevas tecnologías en la vida cotidiana de las personas. Todos llevamos smartphones, no nos separamos de nuestro portátil, a veces hasta tablet e incluso smartwatch. Hay tal cantidad de gadgets que sería un error no aprovechar una situación similar.

Con este paradigma actual, equipar tu club deportivo con herramientas como una web con diferentes funcionalidades para los socios que sea responsive (por supuesto, para poder acceder desde diferentes soportes) e incluso una App que llevar descargada en tus dispositivos son elementos de captación y fidelización muy importantes.

¿Cómo puedo gestionar todo ese flujo de información?

La mejor solución en este caso, es disponer de un software de gestión deportiva para clubes que te permita llevar manejar toda esa información y ocuparte del mantenimiento del día a día del club.

Registro y monitorización de socios y de personal del centro, gestión de reservas y de clases, mantenimiento de las instalaciones, etc., todo al alcance de unos pocos clics. Tendrás toda la información para conocer de primera mano la situación de tu club y determinar hacia dónde puede avanzar.

Además, te permitirá ofrecer a tus socios actuales una serie de servicios con unas ventajas y un valor añadido que sería muy difícil igualar sin disponer de herramientas así:

● Organización de torneos y ligas de diferentes deportes por niveles interactivas.
● Reservas y cancelaciones de pista online.
● Gestión de incidencias online.
● Organización de partidos “me apunto”, (a través de una base de datos potente, una segmentación por niveles y una aceleradora para cerrar partidos)
● Y una larga lista de actividades a realizar en el club

Apostar por mantener tu cartera de socios actual siempre es una mejor opción que dedicar todos tus esfuerzos a conseguir nuevos socios. ¿Lo mejor? Que tus socios estarán tan contentos que servirán de prescriptores para la captación de nuevos clientes, gracias a la digitalización de tu club y al software de gestión deportiva.