Se acerca la temporada álgida de ventas online, que comprende grandes citas de consumo como el Black Friday, el Cyber Monday, las compras navideñas y las posteriores rebajas. Muchos de los comercios online llegan a acumular hasta el 80% de su facturación en estos tres próximos meses.

Por ello, estos operadores deben tomar especial conciencia de qué aspectos tienen que ser preparados con antelación para que no llevarse sorpresas desagradables.

1- No mueras de éxito

Hay un caso que se estudiará en las escuelas de marketing durante años: el de la pastelería “Need a Cake” sita en Reading, Berkshire, UK. A la dueña de este establecimiento se le ocurrió publicar una oferta en Groupon donde ofrecía un 75% de descuento en sus famosos y deliciosos paquetes de 12 cupcakes. La situación se le fue de las manos cuando se dio cuenta que en pocas horas tenía 8.500 pedidos, lo cual conllevaba preparar 102.000 cupcakes. Aunque paró la oferta, el daño ya estaba hecho. El contrato le obligaba además a entregar el producto en el plazo estipulado, por lo que tuvo que contratar un ejército de ayudantes, espacio para hornear y asumir un sinfín de gastos extra que casi le llevan a la ruina.

Este es un ejemplo de cómo una mala estrategia de negocio o una incorrecta planificación logística te pueden costar muy caro. Para evitarlo, es muy importante planificar bien tus ventas, tomar como referencia los datos disponibles de campañas pasadas, negociar con tus proveedores de materias primas y de logística… En definitiva, diseñar un plan lo más cerrado posible y trabajar en esa dirección teniendo claro desde el primer momento cuál será su rentabilidad.

2- Utiliza bien tu base de datos de usuarios

Cada vez es más complicado gestionar toda la información referente a los usuarios. Hace años, nuestro mayor problema era tener una buena base de datos con nuestros clientes en un sistema CRM. Hoy en día, este problema se ha escalado hasta límites insospechados. No sólo hay que lidiar con la base de datos de nuestro CRM sino que tenemos que ser capaces de integrar las múltiples fuentes de datos de clientes online y offline, extraídos tanto de nuestra presencia en internet como a través del mundo físico.

Por si esto fuera poco, debemos hacer frente a todas las implicaciones del Reglamento de Protección de Datos (GDPR), tener en cuenta las cláusulas que incorpora la nueva ley y gestionar de forma ordenada y clara los consentimientos de nuestros clientes, permitiéndoles ejercer sus derechos de acuerdo a lo establecido.

En todos estos aspectos, dada su complejidad, es recomendable ponerse siempre en manos de expertos, ya que el incumplimiento de la ley puede acarrear graves sanciones económicas. Indudablemente podremos también contar con la posibilidad de implementar soluciones software preconfiguradas en el Cloud, tales como SAP Customer Data Cloud by Gigya que nos faciliten la tarea.

3- Cuidado con la innovación en tecnología

Cada temporada la tecnología y las tendencias evolucionan tanto que nos encontramos que de un año para otro prácticamente es preciso renovar nuestro sitio web e incluso adaptarlo a nuevos canales, redes sociales y tendencias que el año anterior ni siquiera intuíamos.

Es por esto por lo que tenemos que tener muy en cuenta el componente tecnológico y planificar con suficiente antelación los posibles cambios que necesitaremos implementar. Un aspecto clave es el plazo que necesitarán nuestros equipos técnicos para tenerlo todo listo a tiempo. Tengamos presente que cuando implementamos nuevas tecnologías y tendencias, muchas veces es difícil encontrar el soporte necesario para dar solución a los problemas cuando estos aparecen. Por este motivo, es aconsejable implementar con previsión las mejoras que necesitemos y probarlas con antelación a las fechas clave para evitar imprevistos.

Algunas soluciones eCommerce profesionales, como SAP Commerce Cloud o Salesforce Commerce Cloud,  van incorporando las últimas novedades  y sólo hay que particularizarlas en el sistema y probar que todo funciona. Si no es así, esta tarea será un poco más complicada ya que habrá que llevar a cabo esta tarea de forma manual.

4- Vigila a la competencia

Cada día surgen más competidores. Para prepararnos para la temporada de ventas de este año ni siquiera es suficiente con vigilar a las grandes plataformas de venta online y a la competencia de menor tamaño que teníamos el pasado año. En este tiempo pueden haber aparecido nuevos start-ups y otras pueden estar listas para para irrumpir en nuestro mercado.

Para estar preparados, identifica y analiza las start-ups en tu sector y vigila aquellos movimientos que te puedan afectar, como las alianzas con los gigantes del mercado (Amazon, etc.). El objetivo es asegurarte de que no fagocitan tu cuota de mercado combinando una estrategia innovadora, que no se había aplicado antes, con la potencia de músculo de los principales retailers del mercado.

5- Haz algo nuevo, diferente

La innovación va implícita siempre en el mundo del eCommerce. Cada año hay que probar algo nuevo que no se haya intentado antes. Es importante innovar. A veces no damos con la mejor de las ideas, pero transmite espíritu de cambio y renovación a nuestros clientes.

Pon todas las ideas en una lista, ordénalas de mejor a peor y afronta al menos la primera de la lista. Y si tu presupuesto te lo permite, alguna más.

Este año se espera batir todos los récords de ventas en eCommerce. La expectativa general es alcanzar crecimientos de doble dígito. Veremos si se cumplen los pronósticos. Estos cinco consejos pretenden ayudarte en tu camino hacia ese doble dígito.