Los fotógrafos ganan la batalla en la polémica con Flickr

¿Qué ha pasado en el mundo de la fotografía que ha hecho que los fotógrafos de todo el mundo se revelen como nunca antes lo habían hecho a través de Internet y de las redes sociales? Te explicamos la mediática polémica con Flickr, el gigante portal de fotografías online.

Resulta que en el mes de noviembre de 2014, el portal de fotografías online Flickr decidió que las fotografías que muchos autores habían colgado en sus perfiles y que habían catalogado como “Creative Commons”, es decir libres de derechos para que cualquier persona o empresa pudiera usarlas para uso privado o comercial, podrían ser usadas por el portal Flickr para enriquecerse.

(Nota: la foto de este artículo está sacada de pixabay y es una foto libre de derechos).

Es decir, el portal podría usar esas fotos sin derechos de sus propios usuarios y podría ponerlas a la venta en su sección de servicio de impresión. Es decir, un fotógrafo usuario de Flickr sube sus fotos, las publica con licencia libre para que cualquier persona o empresa pueda usarlas libremente y así extender su trabajo más allá de la red social, y luego Flickr trafica con esas imágenes para enriquecerse con algo que era libre de pleno derecho. Además sin ni siquiera dar ningún tipo de comisión a los autores ¡De locos!

Imaginaros, canonistas y nikonistas de todo el mundo se cogieron de la mano para defender sus derechos y su libertad para hacer con sus fotos lo que quisieran, que no era otra cosa que difundirlas gratuitamente por lo largo y ancho de nuestro planeta.

A los que nos gusta la fotografía, resulta conmovedor observar como tus fotos se difunden por las aguas de este océano que es Internet, como un mensaje guardado en una botella. Y más conmovedor es que algunas personas decidan voluntariamente que sus imágenes se difundan gratuitamente y que otras personas puedan usarlas libremente, sólo les importa que sus fotos vean mundo y viajen por países y civilizaciones de todo el mundo.

Pero llegó el gigante empresarial, para romper esos sueños. Y se volvió a poner de manifiesto que algunas redes sociales en ocasiones se olvidan precisamente de eso, de sus usuarios, de la esencia misma en la que subyace su fuerza como ente.

Tranquilos amigos, este cuento de sueños atrapados en píxeles, de miradas personales del mundo filtradas con Photoshop, tiene final feliz. Como en los buenos cuentos. La presión feroz que los usuarios de Flickr hicieron durante estas semanas a través, como no, de las redes sociales ha hecho que la polémica con Flickr se zanje y que la red social de marcha atrás y reconozca su error, su colosal error.

Hace unos pocos días, Bernardo Hernández rectificó oficialmente la postura y anunció que cancelan inmediatamente esta postura. Así pues Flickr no podrá usar para su servicio de impresión fotografías de usuarios que las hayan catalogado como Creative Commons, y ha anunciado que sólo usará la de sus fotógrafos asociados que además recibirán una justa comisión del 51%. Al fotógrafo, autor de la foto y mente creativa, lo que es del fotógrafo. Al César lo que es del César.

Bernardo Hernández: “Flickr escucha y entiende la preocupación de los usuarios por el uso de unas imágenes que muchas personas sintieron que no estaba en sintonía con el espíritu de los Commons y nuestra comunidad”.

Si quieres usar imágenes libres de derechos para usar en tu uso personal o incluso para tu actividad empresarial, utiliza el buscador oficial de Creative Commons.

Y ya de paso, si quieres echar un vistazo a mi portafolio fotográfico y a mi personal manera de ver el mundo, te invito a que entres a: www.atravesdemiespejo.com

 

 

4 COMMENTS

  1. Es una buena noticia que se restablezca el derecho del autor sobre su obra y se respete su voluntad. Lo que que pasa en el mundo de la fotografía ocurre con todo tipo de contenidos.
    Copian íntegramente un contenido sin contar con el consentimiento del autor y en muchos casos, sin siquiera se toman la molestia de citarlo como tal.
    Como consumidora de fotos de Flickr en mi blog, cerebro esta noticia y que se repare al autor. Son mis mejores aliados y mis salvadores, gente que cede su obra a cambio de que se los cite y se difunda su obra. No se entiende que alguien se lucre de su generosidad.
    Demasiada desfachatez a la hora de usurparse derechos.

  2. Totalmente de acuerdo Marina, sin duda es una gran noticia. Habrá que esperar cuanto tarda Flickr en recuperar el prestigio perdido. Saludos!

  3. Lo que queda claro es que necesitan beneficios y parece inocente que lo hayan intentado de esta manera. Ellos deberian conocer formas mas inteligentes de obtener beneficios ¿o fue algo desesperado?

  4. Bueno más bien lo veo como que identificaron un nicho de negocio a explotar, a costa de la fidelidad de sus clientes y de empeorar su imagen. Supongo que también Instagram ha perjudicado este tipo de portales.
    El debate está servido, desde luego.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí