Las redes sociales están sacando a la luz nuevas conductas de los jóvenes que no acaban de gustar a los padres. Cada uno tiene su propia forma de criar y educar a sus hijos y este padre ha hecho pública la suya.

Chris Burr Martin harto de ver fotos ridículas y sexys de su hija en Instagram decidió que haría algo mejor que simplemente decirle a su hija que dejara de colgar ese tipo de fotos…

Chris decidió Trolear el perfil de su hija y comenzó a recrear los mismos selfies que ella tenía en su perfil para que se diera cuenta de que esa conducta era inadecuada. Sin esperarselo, Chris además de avergonzar a su hija Cassie, ha llegado a tener más de 60.000 seguidores en Instagram. Casi el doble de los que tiene Cassie.

Sin duda, ha sido todo un éxito inesperado que ha llevado a Chris a continuar publicando este tipo de fotos. Y es que vale la pena ver las fotos cómicas de Chris imitando a su hija ¡Mirad!

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí