El mundo de las nuevas tecnologías está haciendo que muchos usuarios de la red ocupen su tiempo en las distintas herramientas novedosas y dejen a un lado el tan apreciado correo electrónico. Descuidar el correo electrónico por sucumbir a pasar tiempo en estas nuevas herramientas como redes sociales, puede ser un error a la hora de nuestro quehacer laboral. Para aquellos que creen que el mail es algo obsoleto, conviene recordar que es un canal importante de transmisión de información y que solo hay que saber sacarle partido para conseguir que funcione de manera eficaz. Es más, un informe realizado por eMarketer demuestra que el correo electrónico continúa siendo una herramienta muy efectiva para las empresas y que tres cuartas partes de la población americana usa esta herramienta regularmente.

El correo electrónico es un canal muy útil para distintas tareas. Desde mantener una conversación, hasta informar detalladamente de las novedades, pasando por difundir productos y servicios, para con ello conseguir vender algo. Una cadena que, si sabemos usarla, puede dar grandes beneficios. Por ello, hay que saber cuidarla, en forma y contenido, en nuestro uso y en el del resto, pero tener siempre en cuenta que nosotros mismos somos el pilar necesario para hacer que funcione. He aquí algunos consejos para tener siempre en mente a la hora de usar nuestro correo electrónico:

1. Organización. Para poder trabajar cómodo es importante tener un buen clima en tu mail y, para ello, qué mejor que tener siempre al día tus diferentes carpetas con los distintos mensajes recibidos, enviados, urgentes etc. Haz un pequeño filtro diario en el que separar aquellos correos que sean spam o no tengan valor alguno y aquellos que puedas necesitar a lo largo de la semana. De esta forma, cada vez que entres en el correo te dará la sensación de un espacio limpio y organizado en el que trabajar mejor.

Artículos relacionados:  Feria de comunicación digital DICOM

2. Cuidadoso estilo de redacción. Es necesario que sepas distinguir los diferentes tipos de texto a redactar vía mail. Recuerda que no es lo mismo escribir a unas personas u otras, por lo que en cada correo que escribas, cuida, a consciencia, la redacción. Intenta crear un vínculo de cordialidad con tus palabras ya que, como bien sabemos, a través de palabras, las intenciones no suenan igual. Es necesario que creas una firma final con la que concluyas todos tus correos y así ser reconocido con confianza por el usuario.

3. Precaución con los mensajes recibidos. En el mundo de la mensajería instantánea, existe mucho intruso que busca fastidiar a otros usuarios, así que, cuida mucho qué correos abres y asegúrate de su fiabilidad. De otro modo, podrás poner en riesgo tu ordenador o información confidencial.

4. Revisión diaria. Hoy en día es mucho más fácil estar pendientes del correo electrónico con los diferentes dispositivos que poseemos, ya sea un Smartphone o una Tablet, pero, aun así, es importante revisar de forma tranquila y concienciada tu bandeja de entrada. Gasta un poco de tu tiempo en sentarte frente al ordenador y consultar correos, con un par de veces al día es suficiente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí