SEO, SEM, Marketing de Contenidos, Copywriting…el mundo del Marketing Digital está repleto de áreas diferentes que, correctamente gestionadas, pueden llevar a tu negocio a la cúspide del éxito. Una de las áreas menos conocidas y que, desgraciadamente, menos suele incluirse en la estrategia digital de las empresas, es la del neuromarketing.

Si te interesa saber cómo puede influir el neuromarketing en el cerebro del consumidor y ayudar a tu negocio a mejorar su porcentaje de ventas, sigue leyendo.

¿Qué es exactamente el neuromarketing?

Saul Ameliach Consultor en nuevas tecnologías es uno de los bloggers que mejor define la sólida estructura tecnológica que gira alrededor del mundo del Neuromarketing y del Marketing Digital.  Y es que la propia definición del neuromarketing deja claro que se trata de aplicar un conjunto de técnicas de investigación de las neurociencias al marketing tradicional.

Básicamente, se trata de medir la actividad cerebral del consumidor online a través de las respuestas que genera ante una serie de estímulos como son los anuncios publicitarios, un diseño web, un color, una imagen o un vídeo, entre otras muchas cosas.

De esta forma, es posible revelar la capacidad de atención de los potenciales consumidores ante un área del marketing tradicional determinada y así tomar decisiones que puedan mejorar el potencial de dicha área. Por ejemplo, es posible mejorar el diseño web de la página de una empresa o conseguir focalizar la atención del espectador en el anuncio de televisión que lleva meses emitiéndose sin buenos resultados.

Ahora piensa por un momento en los anuncios que pagas en Internet: Facebook Ads, Google Adwords… ¿Te das cuenta de cómo puede ayudar el neuromarketing a mejorar tu estrategia digital y captar la atención de tu target?

Artículos relacionados:  Los 10 libros de Neuromarketing que debes leer

Pues ya son muchos los profesionales del marketing que han decidido formarse y comenzar a prestar atención a esto del neuromarketing. De hecho, cuando se comienza a investigar, lo primero que cabe resaltar es la lista de técnicas de neurociencias que suelen utilizarse en el neuromarketing, siendo las principales: la encelografía (EEG), la resonancia magnética funcional (fMRI), la magnetoencefalografía (MEG) o la tomografía de emisión de positrones (PET).

En El Blog de Saul Ameliach puedes obtener más información acerca de todas ellas y de la correlación que existe entre tecnología y marketing y de cómo el neuromarketing puede convertirse en tu mejor aliada para atacar el amplio mercado digital.

Gracias a los contenidos de este blogger popular, que se pasa el día hablando de marketing Digital, es posible aprender cómo mejorar las estrategias digitales gracias a tecnologías de la información. Son ya muchas las empresas españolas que llevan tiempo trabajando este campo, como Loggicc, Neurobiomarketing o BitBrain Technologies, entre otras. Ahora tú puedes aprovechar su trabajo para comenzar a adaptar tu estrategia digital a todos estos resultados provenientes de análisis cerebrales previos.

Por ejemplo, es interesante el estudio de la percepción de los colores en el cerebro del consumidor (neuromarketing del color). Así, el rojo eleva el ritmo cardiaco e invita a la acción, de ahí que marcas como Coca Cola, Mc Donalds o Telepizza lo incorporen en sus logos. El azul recuerda al cielo y a la libertad, generando sensación de bienestar y reflexión, de ahí que empresas como Facebook o Twitter lo utilicen como color principal. Y así un largo etcétera con todos los colores.

Otras áreas de Marketing Digital a trabajar

Si a toda la información obtenida a partir del neuromarketing añades el trabajo de otras áreas de Marketing Digital es posible que consigas aumentar las ventas de tu tienda online. Es solo cuestión de tiempo que el usuario que hace clic en tu resultado y llega hasta tu página web sea capaz de percibir qué hay detrás de tu marca, producto o servicio y darse cuenta de que realmente es lo que estaba buscando.

Artículos relacionados:  Neuromarketing. Cómo incentivar la compra online

En este sentido, es imprescindible contar con un color adecuado que represente tu marca, tus valores y tu negocio. Si vendes flores no puedes tener una página web con fondo negro y si tienes un negocio de salud no puedes utilizar el rojo o el amarillo porque no dejará buenas sensaciones. Y lo mismo sucede con el diseño web, el cual debe ser atrayente a la vez que fácil e intuitivo.

Si todo eso lo combinas con un trabajo de posicionamiento web gestionado por expertos SEO y lo combinas con un copywriting persuasivo que vaya directo a “ordenar” al cerebro del consumidor qué tiene que hacer, cómo, dónde y por qué, entonces el éxito de tu negocio online está a la vuelta de la esquina.

Ahora ya sabes qué es el neuromarketing y cómo puede influir positivamente en tu negocio online, ¿a qué esperas para incorporarlo en tu estrategia de marketing digital?