Los micro-influencers son aquellos usuarios influyentes cuyas comunidades tienen entre 2.000 y 4.000 seguidores. Estos embajadores de marca poseen una autoridad en social media a una escala mucho menor que los influencers más exitosos pero gozan de una muy buena reputación y seguidores más fieles dentro de un campo específico. De hecho, este tipo de comunidades reciben un 4,5% más de interacciones en sus perfiles que aquellos más conocidos.

Por esta razón, en comparación con los grandes influencers o las celebrities, los micro-influencers consiguen un engagement mucho mayor y producen once veces el ROI de otros tipos de estrategias de marketing digital.

Lo que realmente desata el interés de las marcas por los pequeños influencers es que captan un interés real por parte de sus seguidores. Lo que conlleva que estos perfiles alcancen hasta un 22% más de conversiones que cualquier otro usuario.

Un influencer con un millón de seguidores en redes sociales puede lograr que una marca gane notoriedad. Sin embargo, trabajar con micro-influencers hará que los usuarios crean y confíen en la marca.

¿Qué factores hacen que los micro-influencers sean tan interesantes para las marcas?

  1. Confianza

Las opiniones de los micro-influencers transmiten un alto porcentaje de confianza entre los seguidores y los conocidos, lo que incide directamente en la credibilidad de los mensajes y, por tanto, llegan más y mejor.

  1. Imagen de Marca

Los pequeños influencers tienen una imagen más natural que las grandes figuras públicas de la red, lo que se traduce en autenticidad. Gozan de una buena reputación y un gran número de seguidores dentro de un campo específico.

  1. Lealtad

Tienen una relación de marca basada en el historial de compras y una afinidad muy positiva. Se trata de consumidores comprometidos, ponen en valor los productos y son prescriptores muy cercanos. Cuando un pequeño influencer empatiza con los productos y servicios de una empresa se establece con ella una relación duradera y normalmente a largo plazo.

  1. Convicción
Artículos relacionados:  Los influencers internacionales también te ayudarán nacionalmente

Cuando los micro-influencers recomiendan una marca o apoyan públicamente la consumición de un producto, logran un impacto real en sus seguidores. Sus fans estarán más dispuestos a comprar lo que ellos les digan, lo que aumenta la eficacia final. De esta manera, se logran consumidores activos que van a ser, a su vez, prescriptores entre su círculo.

  1. Influencia

Esta es una de las principales ventajas de los microinfluencers. Tienen una comunidad de fans más pequeña que los influencers tradicionales pero con una mayor capacidad de incentivarles a comprar o a que realicen una acción deseada. De hecho, cuantos menos seguidores tengan, mayor compromiso tendrán con su audiencia, lo que se traduce algo muy importante: el aumento del engagement. Además, como los pequeños influencers están especializados en temas concretos, sus seguidores son audiencias ya segmentadas que pertenecen a un nicho determinado y que tiene un interés real por los artículos promocionados.

¿Cómo podemos relacionarnos con los micro-influencers?

Lo primero que hay que tener en cuenta son los perfiles que son más afines a la marca y a su posicionamiento, y definir en qué canales realizar la acción. Para ello, hay que determinar los objetivos de la compañía y definir una estrategia. Algunas de las fórmulas de colaboración que mejor funcionan con los micro-influencers son las siguientes:

  1. Regalar los productos o servicios

Uno de los métodos más habituales es tratar de que estas personas utilicen los productos o servicios de la marca y compartan su opinión sobre ellos en las redes sociales. Para ello, es necesario asegurarse de que los gustos del influencer congenien con lo que les proponemos. Así, una vez que tenemos este punto claro, les invitaremos a probar estos artículos de manera gratuita para que puedan compartir su experiencia en primera persona y hablar sobre ellos con criterio.

  1. Organizar eventos
Artículos relacionados:  Los influencers internacionales también te ayudarán nacionalmente

Celebrar eventos y convertir al micro-influencer en embajador de la marca es una de las estrategias que mejor funciona. El influencer podrá socializar con los asistentes al acto, estrechar lazos con sus seguidores y compartir el minuto a minuto en sus redes sociales. Además, esta fórmula ofrece la posibilidad de generar un contenido audiovisual que fomenta un mejor posicionamiento online y podría traducirse en un aumento de nuestra comunidad de seguidores.

  1. Realizar un sorteo

No siempre es necesario regalar productos o pagar a los influencers. Hay otras formas de colaboración más dinámicas en las que tanto la marca como el embajador salen ganando. Este es el caso de los sorteos.

Para que esta opción funcione es necesario ofrecer algo que realmente interese a la comunidad del micro-influencer. Además, si utilizas como requisitos para participar y lograr el premio que los participantes sigan al micro-influencer y al perfil de la marca colaboradora en las redes sociales y que les mencionen, ambos ganarán seguidores y conseguirán una mayor visibilidad. Lo más probable es que el propio embajador realice menciones o comentarios sobre el sorteo en su time line y fomente la participación.

  1. Participación en el blog de la marca

Invitar al influencer a participar en el blog de la marca mejorará el posicionamiento del blog y aumentará el tráfico online. Hay que recordar que el vídeo sigue siendo uno de los formatos con mayor número de adeptos entre los usuarios y que genera un mayor engagement, por lo que grabar al embajador mostrando su experiencia con el producto o servicio ofrecerá un plus de credibilidad y confianza sobre nuestros artículos.

  1. Interacción en las Redes sociales de la marca
Artículos relacionados:  Los influencers internacionales también te ayudarán nacionalmente

El hecho de que el micro-influencer comparta comentarios sobre los productos en sus redes sociales y que, de vez en cuando, haga una mención a los perfiles de la marca es una de las mejores plataformas para llegar al consumidor.

Otra fórmula es que la propia marca sea quien se dirija al pequeño influencer preguntándole cómo ha sido la experiencia con el producto o servicio. Seguramente el embajador va a responder con un comentario positivo, por lo que los usuarios perciben la conversación como algo natural y otorga credibilidad y confianza al artículo.

  1. Realizar concursos

La convocatoria de concursos con premios atractivos es otro recurso interesante a la hora de relacionarse con una comunidad de micro-influencers. Es una opción con la que se pueden obtener muy buenos resultados en el caso de del sector de la alimentación o la gastronomía, turismo, moda y muchos otros.

Las posibilidades de colaboración con los micro-influencers son múltiples y solo tienen como límite nuestra propia creatividad. Pero eso sí, siempre debemos tener presente que se han incorporado al universo de los líderes de opinión más tradicionales, y como tal, tenemos que tratarlos, con rigor y profesionalidad.