Marketing es un término sobreexplotado. Nos referimos a este concepto para hablar casi de cualquier ámbito de la vida, y en muchas ocasiones, todo lo que rodea al marketing tiene cierto aroma despectivo.

El marketing, la mercadotecnia, la difusión de contenidos publicitarios, el branding, alimentar una marca personal… todo esto es importante para cualquier persona y, con la llegada y la popularización de internet, cada vez más gente es consciente de ello. Basta poner como ejemplo las redes sociales, que pueden convertir a cualquier anónimo, siempre que este tenga disciplina, constancia y ofrezca contenidos creativos, en toda una celebrity.

Hasta hace unos años, eran únicamente las empresas las que invertían o tenían en cuenta esto del marketing, pues ellas eran las que controlaban las variables que afectaban a su actividad: los competidores, los precios de los productos, las acciones publicitarias y promociones, etc. Pero en la actualidad caminamos hacia un futuro en el que los paradigmas comunicativos y empresariales están en continuo cambio. Los responsables de marketing de empresas deben estar en todo momento atentos a esos cambios y subirse a la ola del marketing más novedoso, o en el mejor de los casos, cabalgarla y liderar este movimiento.

La conexión mobile y las nuevas tecnologías digitales

La mayoría de los Chiel Marketing Officers (CMOs), algo así como los CEO de las empresas pero en el área del marketing creen que en los próximos cinco – diez años, el futuro de su actividad vivirá una evolución fundamental, basada principalmente en el análisis de datos, el mundo digital y la conexión mobile.

Los cambios van a estar basados en las nuevas tecnologías digitales y especialmente en la relación entre cliente y empresa y cómo los condumidores digitales dejan un mayor rastro de sus datos, siendo esta información muy útil y relevante para entender los comportamientos presentes y anticiparse a los futuros.

Artículos relacionados:  Tendencias UX en el 2016

La meta para muchos CMOs es alcanzar el marketing 1:1, establecer una relación individualizada entre la empresa y los consumidores uno a uno, para alcanzar una conexión personal y auténtica. En este sentido, resulta fundamental optimizar las herramientas de marketing online y offline actuales, porque si bien el marketing es una disciplina cambiante, las estrategias que funcionan no hay que dejarlas de lado, sino adaptarlas a la nueva realidad.

Para conseguir esto, un buen consejo es acudir a Moka Comunicación, a una agencia de marketing especializada en el diseño web en Granada. Nos ha llamado la atención Moka Comunicación por su buen hacer, pues en su web podemo consultar un gran número de clientes satisfechos con su trabajo. Además, en la web podemos consultar tarifas y precios de esta novedosa agencia de diseño y marketing.

Personalización y experiencia con el cliente

El objetivo de la personalización se persigue en el marketing online, también en el offline, desde hace décadas. En la actualidad parece más alcanzable gracias a avances en la parcela informática y concretamente en el BigData.

No obstante, para alcanzar esta personalización hay que saber desarrollar una agenda digital adecuada, y conjugarla con nuevas técnicas de relación online.

Las empresas, sea cual sea su tamaño, desde pymes y startups pasando por grandes multinacionales así como pequeños autónomos que arriesgan parte de su patrimonio para sacar adelante una idea, deben ser conscientes de que los consumidores son cada vez más exigente e impacientes. Es necesario aprovechar esa fuente de información para mejorar la experiencia con los clientes, enfocando los esfuerzos en lograr mayor grado de conversión, más lealtad y mejorar la rentabilidad de las inversiones en marketing.

Artículos relacionados:  Unancor, la plataforma para mimar tu linkbuilding

Contratar los servicios de una agencia de marketing digital, en caso de que no se disponga de área o departamento de marketing y publicidad, es el primer paso para conseguir este objetivo de acercar la empresa a los clientes. Consigue rentabilizar tu negocio online con la ayuda de una agencia especializada, como es el caso de Aloha Group, con la que podrás adaptar tu web a los últimos requisitos de Google, algo que es imprescindible para que tu negocio crezca.

Google sigue siendo el rey

Y sí, Google sigue siendo el rey. Aunque todos los analistas coinciden que el marketing digital está sujeto a cambios constantes, hay algo inquebrantable, y es el poder de los buscadores, y en concreto Google. El SEO o posicionamiento web es un concepto que cualquier persona que quiera dedicarse al marketing digital o aprovechar esta disciplina para sacar réditos de ella debe conocer.

Ese es el caso de Jesus Maduruga, jesusmadurga.com, una Agencia SEO en Ibiza que funciona como empresa de posicionamiento seo en España. Entre sus servicios ofrece la posibilidad a los clientes de mejorar el posicionamiento natural de Google y otros buscadores, para conseguir resultados de forma rápida y eficaz.

Las agencias de marketing digital y SEO ayudan a las empresas a aumentar el tráfico de su página web, tienda online o blog, para conseguir más visibilidad y de ese modo aumentar las ventas y los ingresos.

En cualquier caso, no es fácil aprender SEO en 2018, pues es una materia que evoluciona incluso más rápido que el propio marketing digital. Para acercarnos a esta disciplina, Nuria Cámaras ofrece los mejores cursos de SEO, en los que obtener recursos para aprender SEO desde cero y convertirse en un amplio conocedor de esta temática.

Artículos relacionados:  Formatos de contenido visual que funcionan para crear backlinks

Marcas vivas

Un último aspecto que se prevé importante en el marketing que ya llega y que será clave en el futuro es dotar de vivacidad a las empresas. Esto se consigue ofreciendo contenidos de calidad a los clientes con el objetivo de ganar su fidelidad y que compartan todo su conocimiento. De este modo, las empresas pueden ofrecer servicios vivos que evolucionan con el tiempo adaptándose a las necesidades de los individuos, que varían casi diariamente. Solo las marcas más rápidas en adaptarse a esta nueva realidad conseguirán generar mejores experiencias para los consumidores.
Por tanto, los esfuerzos deben centrarse en persuadir a los clientes acerca de la esencia de la marca, para que la interioricen como suya y la sientan viva. Es lo que se conoce como engagement.

Así, las empresas lo que crean es un amplio ejército de defensores de la marca. Los clientes son los que actúan como primeros comerciales frente a otros posibles consumidores, creándose ese sentimiento de pertenencia que es tan positivo y genera tantos resultados.