LinkedIn se ha convertido en la mayor red profesional online, permitiendo contactar con otros profesionales del sector, hacer networking y encontrar empleo. Sin embargo, la seguridad de esta gran plataforma ha quedado en entredicho recientemente.

En el año 2012 el hacker conocido como Peace publicó los datos y contraseñas de los usuarios de esta red social en un blog localizado en Rusia. Se estima que se llegaron a vulnerar más de 6,5 millones de contraseñas, quedando en entredicho la seguridad de LinkedIn.

Sin embargo, desde la compañía se limitaron a pedir disculpas, pidiendo a los usuarios que modificaran sus contraseñas de acceso y comprometiéndose a investigar lo sucedido. A pesar de que en ningún momento llegaron a concretarse el número de cuentas involucradas en este fallo de seguridad, parece ser que la información y contraseñas de más de 117 millones de miembros de LinkedIn se ha puesto a la venta en la conocida como Deep Web por un hacker más conocido como Peace.

Así lo ha confirmado Cory Scott, actual jefe de seguridad de LinkedIn, que comunicaba a través del blog corporativo de la compañía que se habían invalidado las contraseñas de más de 100 millones de usuarios de la red social profesional como consecuencia de la gravedad del fallo de seguridad acontecido en 2012. De acuerdo con lo anunciado por Cory Scott, se han invalidado desde la propia compañía todas aquellas cuentas creadas con fecha anterior a 2012 las cuales no habían actualizado su información de seguridad desde entonces.

Este año, el hacker líder de la operación ha puesto en venta los 117 millones de cuentas hackeadas en un site de la Deep Web llamado The Real Deal por un valor de cinco bitcoin, lo que equivaldría a unos 2.000 euros.

¿Cómo puedo proteger mi cuenta de LinkedIn?

Como consecuencia de toda esta situación, LinkedIn ha enviado millones de emails a todas las cuentas de su red profesional solicitando el cambio de sus contraseñas. Seguramente tú también lo hayas recibido.

LinkedIn ha enviado millones de emails a todas las cuentas de su red profesional solicitando el cambio de sus contraseñasLo cierto es que este problema de seguridad puede afectar gravemente a los usuarios. La privacidad de los datos en cualquier red social es imprescindible, sin embargo, ya sea por desconocimiento o por cualquier otra causa, los usuarios no garantizamos la protección suficiente a nuestros datos. Es habitual utilizar la misma contraseña para todas nuestras redes sociales, emails e, incluso, cuentas en sitios web de compras o bancos, por lo que finalmente podríamos sufrir el robo de información muy delicada.

Para proteger nuestra privacidad tanto en LinkedIn como en cualquier otra red social lo ideal es:

  • Crear contraseñas seguras: Se trata de contraseñas fuertes que contienen minúsculas, mayúsculas, número y caracteres especiales.
  • Crear contraseñas diferentes: Evita repetir contraseñas en dos sitios distintos. Aunque puede ser algo complicado recordar las contraseñas de tantas plataformas, es la opción más segura.
  • Cambiar las contraseñas de forma periódica: No crees una contraseña para siempre. Trata de modificarla de forma periódica y trata de evitar que se parezcan entre ellas, para que no puedan ser deducidas fácilmente.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí