Todos sabemos que la moneda de cambio en el mundo online es la información personal.

No hay nada mas valioso para cualquier negocio que la información de las personas y todas las campañas persiguen el mismo objetivo: Recabar la mayor cantidad de datos personales.

Las empresas “compran” información que los usuarios “venden” a cambio de acceder a determinados contenidos, ofertas exclusivas, aplicaciones, etc, supone facilitar nuestra información a otras empresas.

¿Qué precio le ponemos a nuestra información?

Según datos del estudio europeo The Future of Digital Trust, los españoles valoramos nuestros datos en 167,90€ si se trata de marcas conocidas con las que tenemos interés en interactuar. La cifra aumenta si se trata de marcas o empresas con las que no hayamos interactuado antes a unos 232.72€.

Un detalle curioso del estudio es que a la hora de ponderar la relevancia del tipo de dato personal, los encuestados dan menos importancia al nombre y apellido y  la información geográfica que al correo electrónico, algo contrario a la lógica, ya que los primeros son datos más sensibles desde el punto de vista de la seguridad que dirección de correo electrónico.

Desde una apreciación personal, es posible que los usuarios estén más sensibles y temerosos respecto al envío de Publicidad no deseada que a la amenaza de su privacidad, algo bastante comprensible si tenemos en cuenta como muchas marcas abusan de la confianza de los usuarios con publicidad intrusiva y prácticas Anti Social Media.

¿Saben los usuarios que se hace con su información personal ?

Varias revelaciones en este sentido:

  • El 80% de los encuestados sabe que su información personal es valiosa para las empresas y marcas.
  • El 67% considera que quien mas se beneficia del intercambio de datos son las empresas.
  • Solo el 6% cree que es el consumidor quien más se beneficia de este intercambio.
  • El 77% reveló que es “muy importante” saber cómo las empresas utilizan sus datos.
Artículos relacionados:  La importancia del ROI en las campañas de marketing digital

 Conclusiones

Las empresas no saben compensar adecuadamente a los usuarios por su información personal, algo en lo que deberían invertir esfuerzos y recursos.

Los usuarios tienen mejor disposición a facilitar información personal a empresas y marcas que conoce , por ello, las empresas deberían evitar utilizar información que no haya sido personalmente suministrada por los propios usuarios en sus campañas, algo evidente y sobradamente constatado por los defensores del marketing de permiso. Para ello, deberían trabajar en ganarse la confianza de su público antes de requerirles información.

La transparencia debe ser un factor clave en entornos digitales, para ello, las empresas deberían asumir políticas de información claras y requerir adecuadamente el consentimiento de las personas antes de gestionar sus datos si quieren ganarse la confianza.

Uno de los responsables del Estudio, Declan Lonergan, sostiene  que “se debe establecer y mantener la confianza del consumidor para permitir a las organizaciones aprovechar la transferencia, almacenamiento y análisis de estos datos”

En los entornos digitales, esta batalla por la confianza será decisiva en el éxito del las marcas.

Imagen: LABgcba | Laboratorio de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí