La pandemia del coronavirus ha originado que muchos negocios encuentren la red como una solución clave para que su empresa supere los complicados momentos que vivimos.

Y es que el Covid-19 ha elevado a más del 60% el consumo de productos a través de Internet. En nuestro día a día las tiendas online se han consolidado como gran solución para vender todo tipo de productos ofreciendo ventajas a los clientes como horarios más amplios, diferentes formas de comunicación, más información para los usuarios… 

Es cierto que muchos negocios online dicen tener retrasos con los tiempos de entrega debido al aumento de sus ventas, pero, en la práctica, los tiempos establecidos siempre se cumplen. 

Por qué posicionar una tienda online se ha vuelto primordial

Estar posicionado entre los mejores resultados de Google es fundamental para los negocios ya que la visibilidad que ofrecen los buscadores es esencial para el crecimiento de cualquier empresa. 

Por eso, aparecer en la primera página de Google mejora el tráfico orgánico de una web y también las ventas de un ecommerce. Así, el SEO se consolida como una de las mejores estrategias para tiendas online.

Cómo hacer una estrategia SEO para ecommerce

A medida que el SEO de una tienda online mejora, más ventas obtendrá. Pero, para que esto ocurra, ha de llevarse a cabo una estrategia adecuada para captar tráfico de calidad que realmente esté interesado en los productos o servicios de una web. Estos son los pasos a seguir para hacer una buena estrategia SEO:

Investigación palabras clave

Para comenzar, hay que analizar las palabras clave adecuadas, es decir, hay que saber qué buscan los clientes potenciales. Para ello es recomendable realizar un análisis de palabras clave, analizando oportunidades y viendo la competencia de esos términos. Así se podrá analizar su volumen de búsquedas o descubrir nuevas palabras para añadir.

Optimización de las páginas de productos

La optimización de cada página de producto es clave para posicionar en primera página. Una tienda online que carezca de optimización, perderá una gran oportunidad de mostrar su contenido a los usuarios. 

Trabajo de estructuración web

Pueden existir páginas de producto perfectas, pero para que Google muestre un sitio, todas sus páginas han de estar bien organizadas. Herramientas como Google Search Console, hacen que esta tarea sea más fácil. 

Experiencia de los usuarios

Aparte de los contenidos, productos y precios, la usabilidad web es clave. La web de cualquier tienda online ha de contar con estándares de usabilidad que ofrezcan a los usuarios una buena experiencia en su navegación. Con ello se conseguirá un mejor posicionamiento en buscadores, mayor tráfico y más conversiones y esto se traduce en un incremento de la rentabilidad.

El contenido sigue siendo el rey

El contenido, como siempre se dice, es uno de los pilares fundamentales de toda página web. Una tienda online ha de contar con contenido interactivo y novedoso para que se posicione en las primeras páginas de Google. ¿Cómo hacerlo? Contar con opiniones de clientes e interacción puede ser una buena opción. 

Incorporación de calidad en la estrategia

Para Google los backlinks son primordiales. Es necesario realizar un contenido de valor y que cuente con enlaces en esas páginas para que el buscador lo tenga en cuenta. Además, a partir de esas páginas se puede enlazar a productos y así aumentar su importancia en Google. 

Viendo como el negocio digital se amplía más y más, muchas empresas han contratado la ayuda de alguna agencia de marketing online  para que les ayude a realizar una buena estrategia SEO para una tienda digital.