El 14 de febrero es una fecha complicada. Un día que, en realidad, nos pone a todos un poco nerviosos. Mientras que a algunos les da pánico -obsesionados con llegar a la fecha con pareja- otros, los enamorados, buscan alguna excusa para quererse un poco más o, más bien, para regodearse entre corazones y otras cursilerías. Pero este año, Ikea, lanzó una campaña diferente que rompía con muchos estereotipos preestablecidos. La campaña de Ikea mostraba discusiones de pareja y buscaba ‘testers’ para sus colchones .

Hace unas semanas apareció en Televisión el spot de la campaña El hotel Amour de IKEA que animaría a la participación online de los usuarios.

La campaña de Ikea estaba compuesta por un spot de 1 minuto y 40 segundos y tres de 60 segundos en el se ponía “a prueba” a algunas parejas que discutían en el establecimiento: una situación que resultaba bastante más real y familiar que las repetidas imágenes que estereotipan el amor idílico y perfecto que vende San Valentín. Una campaña compuesta por un total de 5 situaciones,  con unos insights realmente estudiados y definidos, y con los que IKEA nos invitaba a testear sus colchones reservando una noche en su hotel: El Hotel Amour.

Entrando en el microsite www.elhotelamour.es podías ganar una noche de hotel con tu pareja el 13 o 14 de febrero en el hotel Vincci Soma de Madrid, donde las parejas seleccionadas disfrutarían de una habitación sin wifi para ‘encenderse’ con su pareja. Para conseguirla solo tenías que subir una foto con tu pareja, firmar con un nombre artístico y contestar unas sencillas preguntas con las que Ikea te ayudaba a encontrar el colchón que mejor se adaptaba a cada pareja. Un microsite que, a su vez, tenía un apartado concreto centrado en el producto que vinculaba al usuario a la sección de camas de la web de IKEA. Por lo que su función era redirigir tráfico a la web y gestionar las solicitudes de reserva. La campaña de Ikea, además, tenía otro canal para redirigir tráfico a la web de www.elhotelamour.es fue el portal de ofertas Groupalia donde se publicó un anuncio en la sección de San Valentín.

Tras la estancia, los seleccionados rellenaron unas encuestas para valorar la calidad percibida de los colchones y su estancia. Todo lo que se pudo contar de estas noches de pasión se compartió en forma de infografías, que describen el comportamiento y la satisfacción de las parejas seleccionadas. Dichas infografías están disponibles desde el pasado martes en la web www.elhotelamour.es

Veo brillante esta acción para San Valentín por varias razones:

  • Cumple con un engagement muy fuerte al sentirnos identificados con las situaciones que viven las parejas en el spot.
  • Es una campaña interactiva, en la que el público se hace partícipe de la misma, participando en la reserva de la habitación. Se recibieron 10.000 solicitudes de reserva en el hotel amour, de parejas de todas las edades y sexos.
  • La acción integra el medio offline y el online a la perfección: el spot enviaba tráfico al microsite para así aumentar la notoriedad y visibilidad de los colchones.
  • La historia continúa a través de Facebook y Twitter con guiños del spot, monólogos e infografía, obteniendo unos resultados muy por encima de la media de los canales.
  • Se gestionó el contenido de forma brillante durante toda la acción, se generó ruido y se retransmitió en real time lo que estaba ocurriendo en el hotel.

Os invito a que disfrutéis del spot y sigáis la pista a la acción de la campaña de Ikea en redes sociales #HotelAmourIKEA

¿Os hubiera gustado poner a prueba los colchones de Hotel Amour?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí