Ahora que ya estás en full marcha con tu estrategia social media 2016, de seguro tienes a tu jefe preguntándote sobre la performance de los indicadores clave (KPIs). Pero, ¿cómo puedes construir KPIs capaz de medir tu campaña digital?

¿Qué es un KPI?

Un KPI es un indicador cuantificable que te ayuda durante la toma de decisión. Gracias a KPIs bien estructurados puedes darle seguimiento a todas tus actividades de marketing, social media y relación de cliente. De estar manera, se puede monitorear el desempeño de aquellos KPIs semanal, mensual o trimestral para tener una idea más precisa.

Antes de elaborar tus KPIs, lo más importante es poder identificar los objetivos de la campaña digital en la que vas a trabajar. Por ejemplo, puede ser mejorar la visibilidad de tu marca, incrementar los leads, identificar influencers, etc. Los objetivos de marketing digital son diversos, pero siempre están asociados a un tipo de conversión como la descarga de un  recurso de un sitio web.

La idea es asegurarse de que dichos objetivos formen parte de la estrategia de marketing a nivel global de tu empresa. Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Tu posición dentro del túnel de marketing

El primer paso es ubicar las acciones de marketing que quieres medir dentro del túnel de marketing o marketing funnel. Esto te ayudará a identificar los objetivos fácilmente y como consecuencia también los KPIs más relevantes.

  1. Los KPIs funcionan si son específicos

La idea de tener indicadores cuantificables es poder medir tus objetivos en el tiempo adecuado. Es importante adaptar correctamente tus KPIs a las necesidades de tu negocio. Por ejemplo, si tu rol es community manager y tus actividades incluyen social ads o community management en Twitter, entonces el KPI “crecimiento de comunidad en redes sociales” puede ser entendido como muy amplio y lo mejor sería refinarlo para obtener algo así como “crecimiento de followers”. Otros aspectos a considerar son: región, productos y demográficas así como una comparativa con la performance de tu competidor.

  1. Incluye también lo cualitativo

A veces nos olvidamos de lo cualitativo cuando pueden ser muy útiles. Por ejemplo, puedes mirar a la adquisición de influencers junto a ciertos indicadores cualitativos como si son expertos en el sector, embajadores de marcas relevantes o incluso famosos que puedan ayudar a tu marca. El resultado, es un análisis más exhaustivo que puede ser puesto en perspectiva respecto a un período específico, presupuesto, etc.

  1. Intenta construir KPIs referenciales

Lo mejor es siempre tener KPIs referenciales pues ayudan a aumentar la pertinencia y legitimidad de tus indicadores. Esto se puede lograr a través de la comparación de tus KPIs con los de la competencia. Es decir, si tu competidor genera una tasa media de interacción por sus publicaciones en Instagram del 5% y 7% por vídeos, tú puedes evaluar tus objetivos en comparación con esta información. Para obtenerlo, puedes ayudarte de un sistema de monitorizaciñon de redes sociales a través del earned media u owned media.

  1. Haz uso de una herramienta de medición

La mejor práctica es buscar soporte en una herramienta de medición y de escucha social así como de plataformas  CRM y Hub marketing que te ayuden a obtener la información que requires para construir y medir tus indicadores correctamente (mentions, audience, leads, etc…). ¿Por qué hacer esto? Pues así podrás automatizar este proceso de colecta de datos y producción de métricas.

Por último, es recomendable esocger los KPIs más relevantes para ti y asegurar la evolución de ellos. Sólo te queda seguir adelante y construir tus KPIs ahora mismo, pues no hay tiempo que perder y tu campaña de marketing digital ya está corriendo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí