La ironía del marketing en las aplicaciones para ligar
5 (100%) 1 vote

Aunque la revolución sexual vivió su pico a finales de los 50 y toda la década de los 60, las aplicaciones para ligar y las dating webs están viviendo un pico de popularidad en el presente que es fácilmente comparable con aquellas consignas de amor libre que popularizaron los hippies en su momento. Ligar actualmente es solo cuestión de llevar un móvil y elegir una aplicación o una web en la cal meter tus datos personales y empezar a surfear entre un catálogo de perfiles hasta que encuentres uno que llame tu atención, lo suficiente como para iniciar una conversación a través de un chat. Famosa se ha hecho la comparación de ir a hacer la compra en el supermercado: lo tomas, lo miras, lo dejas.

Al margen de esto, resultan curiosas las estrategias de marketing que emplean estas aplicaciones y, sobre todo, resulta curiosa la forma en que tratan de ganar adeptos incluso si eso no necesariamente representa ganancias monetarias. Puedes por ejemplo, revisar los mejores portales de citas en Wikicitas y ver si alguno te convence, pero una vez entras en el juego, eres parte de un negocio que en algunos casos cotizan en bolsas públicas y echa mano de cualquier estrategia para ganar usuarios, así no logren ser del todo rentables.

La estrategia más usada es la de los usuarios freemiun: permiten la descarga y el registro gratis para ganar usuarios, y una vez dentro de la aplicación ofrecen servicios pagos o funciones más efectivas s golpe de ir pagando por ellas. Esto no siempre suele ser rentable, tal como han contado los creadores de Happn, quienes reconocen que la cuota de usuarios han ganado cubren sus expectativas, pero invierten más dinero en marketing para alcanzar un estatus internacional del que ganan.

La ironía reside justamente aquí: el dinero que invierten estas aplicaciones en publicidad física o digital está destinado a dar a conocer la marca y a ganar usuarios que no siempre suelen retribuir económicamente lo invertido. Tiene que lograrse un nivel de enganche para que, luego de pasar por el registro gratuito, los usuarios empiecen a comprar dentro de la aplicación y se conviertan en un verdadero cliente.  No por nada ninguna de estas aplicaciones para ligar y webs de dating revelan los usuarios reales que tienen pues en caso de revelarlos, las pondría en evidencia con la competencia. A pesar de estar viviendo el boom, está por verse cómo logran mantenerse en el mercado siendo rentables y cómo logran convertir el marketing digital en ganancias.