Un reciente sondeo ha constatado que la inmensa mayoría de nosotros, como usuarios de teléfonos inteligentes, revisamos unas 10 apps al día entre todas las que tenemos instaladas en nuestros dispositivos móviles. Ante esta época marcada por el aluvión constante de nuevas aplicaciones con prometedoras funcionalidades, ¿qué tipo de cometido podría cumplir un software inédito como para utilizarlo de manera cotidiana? Los investigadores Marc Collado e Ignacio Vilà del Institut Químic de Sarrià de Barcelona han explorado las posibilidades que pueden brindar nuestros smartphones al mundo de la domótica, con el objetivo de hacernos la vida más fácil en nuestros propios hogares. Su esfuerzo creativo les ha llevado a idear una aplicación domótica para controlar el acceso a nuestras viviendas de modo remoto: a través de la app iomando podremos controlar la apertura y el cierre de puertas a distancia. Aunque, al tratarse de un servicio en el que está en juego la seguridad de nuestras casas, su puesta en marcha resulta algo más compleja que la mera instalación de la app en nuestro móvil.

La instalación del sistema iomando permite la gestión domótica de la apertura de puertas en nuestros hogares

Una vez nos decidamos a implantar esta infraestructura domótica para el control de acceso, el primer paso será contactar con un técnico especializado que nos instale la centralita iobox. A continuación, desde el panel de control, debemos seleccionar qué usuarios tendrán permisos para enviar órdenes de apertura o cierre. Para garantizar la conectividad 100% online de todos los clientes, iomando se sirve de tecnología Cloud/SaaS. La última acción será tan sencilla como acudir al app store de nuestro teléfono móvil y descargar el programa iomando para enviar las órdenes de apertura de las puertas.

Artículos relacionados:  5 Buenas Herramientas que mejoran tu Productividad y te ayudan a concentrarte

La tecnología domótica de iomando ya está disponible para sistemas operativos iOS y Android

Además, el sistema ofrece todas las garantías de seguridad aun en caso de pérdida de nuestro smartphone. Si extraviamos el teléfono o sufrimos un hurto, la solución es tan fácil como acceder al panel de control de iomando desde cualquier otro dispositivo (de ahí la ventaja de optar por un sistema de almacenamiento en la nube) y cancelar los permisos de dicho smartphone. Así evitaremos que ningún intruso pudiera hacer uso de la app domótica para acceder a nuestro domicilio.

Aplicaciones como iomando ofrecen un futuro prometedor en la administración domótica de nuestras casas. Tanto es así que los creadores de esta startup ya están barajando la internacionalización del proyecto a otros mercados, en concreto a nuestros vecinos portugueses. Quizá el único aspecto con cierto margen de mejora tiene que ver con la imposibilidad de utilizarlo offline. Ahora iomando exige que el teléfono inteligente esté conectado a Internet, por medio de WiFi o red móvil, lo que impide su uso en zonas fuera de cobertura (por ejemplo, ciertos garajes). Permaneceremos al tanto de los próximos desarrollos y progresos.

Imagen cortesía de Michał Kulesza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí