A mi como a todos, nos gustan las chulas y bien hechas, las campañas de Tous y sus “Tender Stories”, la de Toyota y “¿Qué hay debajo de su capó” o incluso la controvertida “La vida es chula” de Desigual. Pues ahora toca desmigar un poco la nueva campaña de Ikea.

Con la llegada del buen tiempo, Ikea quiere que te reconcilies con esa parte de la casa que tienes olvidada.

Comenzaron en Mayo de 2013 , calentando para el inicio de temporada estival, con la grabación de spot “Terraza”, en que el actor Fele Martínez interpretaba a un hombre solitario y un tanto huraño que un buen día se hace amigo de un pato, Ducky,  que aparece en su terraza. Esta extraña relación hace que la vida del hombre dé un giro de 180º.

Usando un storytelling bien enfocado y muy tierno, el spot tenía más de cortometráje que de publicidad.

En nuevo contraataque a favor de las terrazas olvidadas.

Ahora tocaba otra vuelta de tuerca, algo a lo que nos tienen acostumbrados pero que no deja de sorprendernos. Los llamados “amigos de las terrazas” están a la caza y captura de aquellas cuyos dueños han dejado que la decadencia las invada.

La agencia McCann y MRM/McCann realiza para Ikea esta campaña en la que el primer teaser apoya la denuncia ciudadana para revivir el espirito de compartir momento únicos en las terrazas de nuestras casas. En él, se ve como algunas personas toman fotos son sus smartphones para hacer efectiva la denuncia, al mismo tiempo que una voz en off dice que una terraza en desuso es como un cumpleaños que no se celebra, ¿triste, no?. Los denunciantes podrán dirigir sus acusaciones a la landing page creada para la ocasión, amigosdelasterrazas.org, mientras que los acusados recibirán la notificación vía correo electrónico.

En un segundo teaser, las denuncias van siendo notificadas a los propietarios de las terrazas. El equipo de “Amigos de las terrazas” se presenta en la casa para notificar los motivos que han llevado a la denuncia y poder entregar las gafas de realidad virtual en que les muestran cómo podrán ser esos espacios olvidados.

Lo cierto es que los verdaderos denunciados recibirán en casa unas gafas de realidad virtual junto con un código QR para visualizar el diseño de la terraza y además entrarán en el sorteo de 4 sets de remodelación de su terraza realizados por el equipo de interioristas de Ikea y con productos de las compañía, para ello tan sólo tendrán que responder al formulario de “denuncia”, ¿no está mal, no?

Las verdades motivadoras de la campaña de Ikea

Los motivos por los cuales me resulta tan motivadora y elocuente esta nueva campaña de Ikea son varios, pero, como ya lo hice con el artículo de Toyota, el principal es por ser fiel a lo que representa y es la marca y al mismo tiempo crear una campaña sorprendente y con gancho, pero dejad que explique mis razones:

  1. En primer lugar, las campañas que hacen tiene por objetivo general reforzar el posicionamiento que pretende Ikea. Es decir, invertir tiempo en el hogar para mejorar nuestro bienestar. ¿Qué nos está vendiendo Ikea? ¿Muebles? Error!!, nos está vendiendo algo que todos compraríamos sin pensar, nos vende la idea de pasar momentos en familia, con amigos, crear recuerdos y disfrutarlos, salir de la monotonía, disfrutar de una buena copa de vino mirando las vistas de nuestra ciudad. Ellos te plantean la idea, y en tu mente acuden esos muebles que aparecen en el spot, las sillas la mesita y los faroles chinos para tener esa cena romántica que tienes pendiente desde hace meses o años. Simplemente brillante.
  2. Todo lo que hacen lo hacen de manera natural y con mucho humor. Cogen un pedazo de realidad, en este caso, las terrazas desastrosas que tenemos llenas de trastos,  plantean una llamada a la acción. “Denuncia y cambia” y por último dan la vuelta a la situación, creando espacios entrañables con sus productos.
  3. Campaña bien planteada y 360º. Spot en redes sociales, crear una landing page, implicación de los usuarios, retroalimentación, etc. Ikea no se lanza a las masas, deja que las masas la busquen, como pez que muerde un anzuelo. Quizá penséis que lo puede hacer porque todo el mundo conoce la marca, pero la excepción a la regla la tenemos en los vídeos anónimos que se convierten en virales, cuando gusta, gusta.

No todos somos Ikea, pero aprendiendo de los grandes podemos aprender a ser innovadores en nuestras estrategias de comunicación. Hoy en día tenemos las herramientas y el público más accesibles que nunca y a unos costes irrisorios, sólo tenemos que leer, pensar y intentar ser creativos marcando una diferencia. Todo es posible!

3 COMMENTS

  1. Juan Francisco Romero Gutiérrez

    Hola Lorena,

    Fantástica campaña!!. Ya me gustaría a mi tener poder tener una terraza en el centro de Barcelona!! ;). Ikea se está convirtiendo en un experto de incitarnos a decorar nuestra casa. Cada campaña se va superando por momentos!.

    Un saludo.

  2. Un artículo genial Lorena, tengo que decirlo ¡Soy fan absoluto de Ikea, de su idea de negocio y sobre todo de su comunicación! Geniales.
    Saludos

  3. Me alegro de que te guste el artículo. Yo, realmente, no tengo una predilección especial por la marca, pero como digo, me fascinan y encantan las campañas de este tipo,e Ikea es experta en llevarlas a cabo. Gracias por tu comentario!! Nos vamos leyendo!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí