En el mundo cotidiano todos tenemos una identidad que nos identifica en un país, en una ciudad, en nuestra afiliación a la salud y a la pensión, en nuestra propia empresa y en nuestros extractos bancarios. Ese es nuestro historial, esa es nuestra huella en el mundo real. Con la aparición de la nueva tecnología y las redes sociales ocurre exactamente lo mismo, tenemos una identidad digital que nos identifica como ciudadanos de este basto mundo de la comunicación 2.0, pero ¿por qué es importante cuidar también nuestra identidad digital?

Es claro que el Community Manager requiere de una serie de conocimientos que le permitan gestionar y mover comunidades, así mismo gestionar su marca personal como también la marca corporativa en la que se encuentra trabajando. No obstante, ¿cómo se define a un buen Community Manager?

Todos tenemos una identidad digital. Es la huella que cada usuario deja en la red de internet como consecuencia de la interacción e interrelación con otros usuarios o con la creación y gestión de contenidos en la web. Desde el momento en el que aparecemos en la web, por voluntad propia o no, nuestra identidad digital empieza a forjarse con nuestra imagen (ese cúmulo de experiencias visuales que generan una percepción positiva o negativa de alguien en particular). Este proceso inicia, en algunas ocasiones, cuando creamos nuestros perfiles en las redes sociales, producimos y gestionamos contenidos, y por consiguiente, aparece nuestro nombre en buscadores como Google.

¿No les ha pasado qué están en una reunión social, una fiesta o simplemente hablando con unos amigos y de repente ya existen fotos tuyas en Facebook, Flickr , Instagram o Pinterest? Como resultado de estar en la web y en las redes sociales, podemos obtener información de lo que hemos publicado, compartido, los comentarios en un blog, imágenes, videos, menciones, trabajos realizados y hasta fotos que otros usuarios, que conocemos o no, publicaron sobre nosotros en algún medio digital. En ese instante nuestra identidad digital ya existe y es nuestro deber cuidarla con mucha responsabilidad, así como también tenemos responsabilidades de cuidarla en nuestra vida cotidiana.

Primero tu identidad digital y luego ser Community Manager

Antes de empezar a crear tu marca personal o a trabajar en una empresa que solicita tus servicios, primero debes definir tu identidad digital, quién eres tú en la web, cómo quieres que te vean y cuál es tu propuesta de valor frente a la competencia.  Estos son factores que son decisivos a la hora de encontrar un empleo o conseguir buenas oportunidades de negocio.

Para crear una identidad digital sólida debes gestionar tu imagen digital de forma positiva, trabajar tu reputación online y recordar siempre que comunicación digital es también comunicación humana, por lo tanto debes aprender a interactuar con tu comunidad, agradecer cuando sea necesario, aceptar cuando te hayas equivocado y, compartir y gestionar contenidos que sean de relevancia para tus clientes/usuarios.

También es importante que tengas una buena ortografía y que sepas escribir teniendo en cuenta la ocasión. La buena ortografía gusta, se valora y genera más seriedad y confianza con tus clientes/usuarios, lo que puede garantizarte una mejor visibilidad y conseguir oportunidades de negocio para ti como marca personal o para quienes trabajas.

Estas son algunas de muchas acciones (huellas digitales) que definen nuestra identidad digital:

  • Creación de perfiles personales o corporativos en redes sociales (Facebook, Twitter, LinkedIn)
  • Direcciones de correo electrónico con información de contacto (teléfono, redes sociales, profesión)
  • Contenidos digitales: publicaciones o comentarios en blogs, sitios web personales o empresariales, foros u otros medios de información
  • Publicaciones de videos e imágenes en canales o redes sociales como YouTube, Vimeo, Instagram o Pinterest, e incluso subir presentaciones en SlideShare  o documentos profesionales en algún sitio web
  • Facilitar nuestra localización actual o lugares que hemos visitado gracias a la red social Foursquare
  • Nuestros contactos personales (amigos y cercanos), profesionales (seguidores,  a quienes seguimos, nuestros círculos, nuestra red de trabajo en LinkedIn)

No es algo para alarmarse. Muchos se asustan y piensan que nuestra identidad digital puede convertirse en un impacto negativo para su imagen, pero como Community Manager tienes dos responsabilidades importantes: La primera, es no temer de tu privacidad y publicar lo que quieres que sepan de ti, y la segunda, es no temer a las consecuencias de tus acciones en la web, sino a la utilización mal adecuada de los contenidos que estas publicando o compartiendo.

Recuerda siempre esto: Tu eres tu propio Community Manager y debes cuidar tu identidad digital tú mismo.

Imagen de Public Domain Pictures

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí