Si hay un elemento común y universal en todas las lenguas y en cualquier rincón de este planeta, ese es el humor. Todo tipo de profesionales, además de consumidores y hasta políticos, disfrutan del factor relajante que otorga la risa, que se acrecienta mucho más si es en compañía. Conociendo este hecho, los comunicadores vemos un grandísimo potencial de divulgación en el humor. Las herramientas audiovisuales nos ayudarán a plasmar esta visión mucho más eficazmente que otros formatos.

Las 3 claves del buen uso del humor en mensajes publicitarios

Aunque el poder del humor es evidente, no por ello se ha de tomar su utilización a la ligera, sobre todo en el formato audiovisual. Para evitar una reacción desagradable del destinatario, debemos tener en cuenta 3 factores.

1.Intentar que el humor concuerde con la percepción de tu marca

Puede parecer una obviedad, pero el mensaje tiene que estar perfectamente personalizado y acorde al estilo de nuestra marca. Además, por muy creativa y graciosa que sea nuestra idea, si no concuerda con el contexto de nuestra entidad, el destinatario no se sentirá cómodo. Por ejemplo, el humor nunca será el mismo si representamos a Hugo Boss frente a Playstation.

Por ejemplo, este anuncio de felicitación navideña de Mercedes Benz, contiene una elegante realización salpimentada con dosis de humor que resultarán tremendamente gratas a su público objetivo.

También es muy importante tener en cuenta la nacionalidad de las marcas. En Argentina por ejemplo, el uso del humor esta a la orden del día y cualquier entidad lo utiliza. En países europeos es más difícil concebir este tipo de comunicaciones publicitarias.

2.Analizar las peculiaridades de nuestro público objetivo y adaptarnos a su personalidad

No todos los productos o servicios de una misma marca tienen porque tener un mismo público objetivo. Danone, por poner un ejemplo, cuenta entre sus productos con Danacol y Danonino, productos totalmente opuestos, y para los que la estrategia debería ser completamente diferentes. Con el humor todo se magnifica, por lo que un anuncio que haga reír a un niño puede ser completamente aborrecido por un adulto.

Cuanto más acorde sea el mensaje con la personalidad del receptor, más le gustará, y así multiplicaremos las opciones de viralización que es definitivamente de lo que se trata.

3.Compartir el contenido en múltiples plataformas

La época de grandes inversiones en promoción televisiva (spots, publirreportajes…) ha terminado. Se ha tratado siempre de un formato con un grandísimo coste que también ha otorgado grandes resultados. Hoy en día, tal inversión no merece la pena. Un video con una confección mucho menos sofisticada y colocada en las plataformas adecuadas, puede llegar a nichos mucho más concretos devolviéndonos una cuota de consumición más elevada que incluso en televisión.

Evidentemente, un elemento de videomarketing debe disponer de su presencia más básica en Youtube o Viddler. A partir de aquí, estas plataformas pueden ejercer de fuente de contenidos para otras mas sociales como Facebook, Twitter o Tumblr. Pero no debemos caer en el costumbrismo y debemos tratar de buscar nuevos canales para insertar nuestros videos, ya sean humorísticos o no. Debemos tener muy presente nuevas plataformas como el VOD (Vídeo bajo demanda) o los blogs recopilatorios de humor, que pueden granjearnos una parte importante de visitas.

Para terminar con buen pie, os dejo el video recopilatorio Special Spot Mix con lo mejor de 25 años Publicidad Made by Argentina, cortesía del videocanal MarketingDirecto

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí