Costumbre norteamericana importada o tradición europea de ascendencia celta: más allá de las controversias sobre su origen, Halloween se ha convertido en un auténtico acontecimiento también en España y una oportunidad muy interesante para que las marcas den rienda suelta a su creatividad y, de paso, consigan aumentar tanto sus ventas como su notoriedad.

La incorporación de esta temática a las estrategias de marketing digital de muchas compañías es ya algo frecuente. Lo que realmente resulta novedoso es ser capaz de sorprender, conectar y, sobre todo, no generar un efecto de rechazo en el consumidor que, en estas fechas, se ve abrumado por los esqueletos, las escenas sangrientas y los gritos de terror.

¿Cómo llegar a nuestro público sin perdernos en el camino?

El mundo digital nos ofrece grandes ventajas con respecto al entorno below a la hora de configurar una estrategia de marketing digital. Entre otras, la posibilidad de medir en tiempo real los resultados obtenidos y la de configurar acciones más o menos flexibles que pueden ir modificándose en función de las necesidades que se vayan detectando. Sin embargo,  la cantidad de mensajes terroríficos que el consumidor tiene a su alrededor nos obliga, sí o sí, a agudizar el ingenio tanto desde el punto de vista de los contenidos como en el modelo de comunicación por el que optamos.

A pesar de ello, seamos optimistas y busquemos la oportunidad que representa. Ni siquiera en Halloween está todo inventado, la creatividad no tiene límites y los éxitos del pasado siempre pueden ser el punto de partida para grandes ideas.

Así, podemos tener en cuenta algunas pistas para aprovechar el terror como reclamo en nuestras estrategias de marketing digital y no morir en el intento:

  1. Comunicación desde el más allá.

Durante unos días podemos cambiar la forma en la que nos dirigimos a nuestro público. Tematizar e incluso disfrazar desde el mensaje hasta el canal, sin caer en el abuso, puede ser un guiño perfecto.

Así lo acaba de hacer Burger King, al disfrazar uno de sus restaurantes en Nueva York con la estética de un McDonald´s. Esta acción ha tomado vida en redes sociales, generando muchísimo interés y propiciando que sea compartida.

2. Contenido.

En Halloween el contenido que es mas compartido y visitado es el de estilo “DIY” (Do it yourself): ideas de disfraces, recetas de la temporada, etc. Target, una de las cadenas de grandes almacenes en Estados Unidos, adoptó una metodología inbound y utilizó su Instagram para convertirlo en un almacen de contenido estilo “Trick or Treat”, ofreciendo una variedad de recetas, ideas y demás a los usuarios que visitaran sus #HalloweenHills.

#HalloweenHills3. Humor y terror en una acción de marketing viral.

Dos de los mejores ingredientes para que una acción se viralice son el terror y el humor. Y aunque el miedo que suscita está un poco descafeinado, la campaña que Ikea lanzó en 2014 supo dar con la clave del éxito.

4. Interactividad con los usuarios.

Las marcas pueden y deben hablar con sus usuarios. Las redes son un canal de excepción para lanzar iniciativas que promuevan la participación y que se involucren sus públicos. Desde looks terroríficos, datos interesantes, experiencias horripilantes.., sólo es cuestión de imaginación. Si además la iniciativa se acompaña de un incentivo a modo de premio, mejor aún. Un buen ejemplo de ello es la campaña de Chipotle que invita a sus clientes a disfrazarse al ir a sus restaurantes para obtener un “Boorito” por 3$.

5. Gamificación sin miedo.

El uso de herramientas basadas en el juego es una tendencia en alza. Incrementa la motivación y el engagement de los participantes y, habitualmente, genera un importante retorno para la marca en términos de notoriedad. Especialmente significativa, por su aparente sencillez y al mismo tiempo atractivo, fue la continuacioón de la campaña “Dum Ways to Die” que lanzó Chupa Chups en Instagram, y en la que se proponía a los usuarios que buscaran al personaje “Lolli” en una mansión encantada.

6. Anti-Halloween.

Y como hay un público para todo, no podemos olvidarnos de aquellos a los que no les importaría que Halloween y sus tradiciones desaparecieran del calendario. Al final del día lo que importa es analizar, entender y conectar con nuestro target de la manera que sea mejor para el. Un colectivo que puede ser importante y un enfoque con el que hay una cosa segura, no pasaremos desapercibidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí