En la actualidad, el mundo empresarial da por hecho que el marketing online es una herramienta necesaria para el éxito de los proyectos. Se habla de medios, de recursos, de plataformas digitales y hasta de las estrategias más convenientes en uno u otro caso. Es un elemento de nuestro día a día.

Sin embargo, casi nadie hace énfasis en la figura del director de proyectos online, cuya función es planificar, coordinar y monitorizar las tareas que forman parte de un proyecto que utilice este tipo de medios.

De hecho, aún predomina la idea de que las competencias de un director de proyectos tradicional son suficientes para incursionar en el marketing online. O, incluso, que con una página web o una ligera presencia en las redes sociales la estrategia de marketing online ha alcanzado todos sus objetivos. ¿Es eso cierto?

El director de proyectos: 5 habilidades esenciales

En realidad, se trata de algo mucho más complejo. Del mismo modo en que las empresas necesitan un plan de marketing online para el desarrollo de sus estrategias, los directores de proyectos requieren de una formación y del desarrollo de unas cuantas habilidades específicas.

Dichas habilidades son necesarias para cualquier campo y constituyen un elemento esencial para una eficaz gestión de proyectos de marketing online:

1) Planificación:

¡Es el origen de todo! La labor de un director de proyectos online se sustenta, antes que nada, en su capacidad de planificación. Al poseer una visión integral de los procesos, es quien debe definir plazos, recursos, canales de difusión y responsables para cada tarea. Al planificar, además, hay que tener claro que el mundo digital nunca se detiene y que sus previsiones deben ser flexibles.

Artículos relacionados:  La Reflexión del Marketer

2) Dominio de recursos:

Redes sociales, plataformas, páginas web, aplicaciones móviles y herramientas propias de la gestión de proyectos son indispensables en su tarea. Lo dicho: el marketing online va mucho más allá que la publicación de contenidos en la red. Dominar estos recursos hará que las estrategias sean más dinámicas y visibles.

3) Comunicación cercana:

Uno de los retos de la era digital es que la comunicación no pierda el carácter humano que la caracteriza. Los recursos digitales son más ágiles y tienen mayor alcance que los tradicionales, pero el contacto físico que plantean es nulo. En gran medida, la tarea del director de proyectos de marketing online consiste en elaborar mensajes cercanos, emotivos y, por supuesto, atractivos para su público.

4) Adaptación:

Si algo caracteriza a la era digital es la agilidad de los procesos y la rapidez con la que fluye la información. Además de estar al tanto de las nuevas tendencias, un director de proyectos online tiene que estar dispuesto a asumir distintas posturas y a adaptarse al contexto. Las posturas fijas no funcionan; la clave está en la movilidad.

5) Constancia:

Lo más probable es que, dada la competencia y la agilidad que predomina en el mundo digital, no siempre se obtengan los resultados esperados. Habrá campañas buenas y otras no tan buenas. Sin embargo, el secreto radica en perseverar y no perder nunca el norte. Millones de proyectos se ponen en marcha cada día; pocos son los que llegan a materializarse y a arrojar los resultados esperados.

Estas cinco habilidades son esenciales para gestionar con éxito un proyecto y evitar ciertos riesgos que puedan ponerlo en peligro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí