Una de las mayores preocupaciones para los especialistas en SEO o posicionamiento Web era conocer a ciencia cierta si al pasar de HTTP a HTTPS se ocasionaría o no una pérdida de autoridad para el Motor de Búsqueda de Google. Sin embargo, y según lo anunciado públicamente por el Webmaster Trends Analyst de la tecnológica, John Mueller, el cambio no causará ningún tipo de traspiés.

El anuncio viene precedido de una pregunta en Google Plus con respecto a una duda acerca de la indexación de las páginas HTTPS, también cuando existe una versión HTTP (¿ Duplicidad ?)

La cuestión tenía su origen en una serie de dudas razonables que a todos se nos planteaban ante tal cambio, ya que es comprensible pensar que los enlaces entrantes a páginas HTTP pederían su fuerza y por consiguiente, implicaría un declive de autoridad de página. La respuesta ya confirmada por parte de la Compañía desmiente tales temores: Google tendrá en cuenta de forma automática y por defecto, sin necesidad de redireccionar manualmente los vínculos entrantes, tanto los que apunten a la URL HTTP como a los de la HTTPS.

Es más, la recomendación de Google es apostar por las HTTPS sin preocuparse por la pérdida de los vínculos entrantes. Incluso, afirman sus directivos, se puede conseguir impulsar las posiciones durante el proceso.

La seguridad del usuario ha sido siempre una prioridad, afirma la Compañía. Con los años, “hemos trabajado duro para promover una red más segura y proporcionar una mejor experiencia de navegación para los usuarios. Gmail, las búsqueda de Google y YouTube han tenido conexiones seguras, y también comenzó a arrancar la clasificación de las urls HTTPS  en los resultados de búsqueda del año pasado. Navegar por la web debe ser una experiencia privada entre el usuario y el sitio web, y no debe ser objeto de espionaje, ataques, o de modificación de datos. Por ello, apostamos por las páginas HTTPS“.

Concretamente, continúa el anuncio oficial, “vamos a empezar a indexar las HTTPS equivalentes de páginas HTTP. Cuando dos direcciones URL desde el mismo dominio parecen tener el mismo contenido, pero se sirven en diferentes esquemas de protocolo, elegimos para indexar la URL HTTPS si…”

  • No contiene zonas que no sean seguras.
  • Puede rastrearse porque no está bloqueada por el archivo robots.txt.
  • No redirige a los usuarios a una página HTTP no segura o a través de ella.
  • No contiene un enlace rel=”canonical” a la página HTTP.
  • No incluye una metaetiqueta de robots noindex.
  • No tiene enlaces de referencia en el alojamiento a URLs de tipo HTTP.
  • Los sitemaps incluyen la URL de tipo HTTPS o no incluyen la versión HTTP de la URL.
  • El servidor tiene un certificado TLS válido.

Nuestros sistemas prefieren la versión HTTPS por defecto. Al mostrar a los usuarios HTTPS páginas en los resultados de búsqueda, esperamos disminuir el riesgo para los usuarios y de ese modo, evitar que puedan navegar por una página web a través de una conexión insegura y siendo vulnerables a ataques innecesarios“, concluye la Compañía.

Fuente: Search Engine Journal 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí