Furbo, el gadget que acompaña a tu perro cuando no estas en casa
Valora este artículo

Nadie discute el hecho de que los perros son mascotas muy amigables y cariñosas, incluso muchas personas establecen lazos de afecto muy fuertes y los consideran como un miembro más de su familia. Pero los perros también tienen un lado problemático particularmente cuando se quedan solos en casa. Es común que cuando no están bajo la supervisión de sus dueños, los perros comiencen a ladrar, romper y desgarrar los muebles.

A través del mundo digital, están apareciendo un sin fin de gadget interesantes para mascotas, ya os hablamos en artículo anterior de TrackR, un rastreador que te ayudará a que tu perro nunca se te pierda.

Si nos centramos en el tiempo que están solas nuestra mascotas, es un tema especialmente complicado para quienes trabajan a tiempo completo o para quienes viven en un edificio de apartamentos. La buena noticia es que si no quieres que tu perro ocasione destrozos en tu hogar durante tu ausencia o incluso que perturbe la tranquilidad de tus vecinos, ahora puedes recurrir a un ingenioso gadget llamado Furbo, el cual de hecho es una cámara controlada a distancia que ofrece funciones adicionales de gran utilidad.

Aunque en principio Furbo parece funcionar como cualquier cámara web convencional, en realidad se trata de una cámara de 720p con gran angular que se puede sincronizar con el teléfono mediante la instalación de una aplicación complementaria. Esto permite que los usuarios puedan registrar en vídeo a distancia todo lo que sus perros hacen mientras no están en casa directamente desde su teléfono.

Pero como mencionábamos, no se trata de una cámara web tradicional, viene con una función de infrarrojos, por lo que incluso en condiciones de pocas luz el usuario puede ver lo que hace su perro en casa. Y no solo eso, Furbo también puede detectar cada vez que el perro está ladrando y en ese preciso momento envía una alerta al teléfono del usuario para que el pueda hablar con su mascota a través de un micrófono integrado.

Pero incluso si la voz del usuario no es suficiente para calmar la ansiedad del perro, también puede recurrir a la característica más avanzada de Furbo: su capacidad para lanzar golosinas al perro. En este caso se trata de golosinas de 1 centímetro de diámetro que son lanzadas a través de un espacio que se localiza en la parte media de la base.

El objetivo entonces es hacer que el perro entienda que no hay nada que temer cuando su dueño sale de casa ya que con Furbo siempre estará presente aunque se encuentre muy lejos de casa.

La Furbo Dog Camera se puede comprar a través de Amazon.com por un precio de 245 dolares.