Facebook y adolescentes…

Muchos se rieron de Zuckerberg cuando pagó una cifra astronómica por Whatsapp. Muchos le criticaron cuando se hizo con Instagram. Me gustaría saber qué piensan ahora, después del estudio hecho por Piper Jaffray, recogido por el Washington Post, que pone en evidencia que Facebook está sufriendo un severo retroceso entre los adolescentes norteamericanos, lo que antes o después tendrá su reflejo en el resto del mundo.

Cierto que las encuestas entre adolescentes muestran una marcada tendencia a la volatilidad. Lo que hoy parece un drama, puede cambiar en tres o cuatro meses y convertirse en un auge en el uso de cualquier red social, incluida Facebook.

Pero lo cierto es que, aunque Zuckerberg ha sido siempre, al menos públicamente, muy escéptico respecto a todo tipo de estudios que, basándose en experiencias previas como MySpace, vaticinaban que Facebook acabaría siendo arrinconada al cabo de no mucho tiempo por otra red social que ocupara su espacio, muchos de los pasos que ha ido dando en este tiempo muestran una gran preocupación por no detenerse, por no estancarse, por ampliar horizontes, por integrar otras redes (Instagram, Whatsapp…) y dispositivos (Oculus, Moves…) que hagan de Facebook algo más que una red social, casi un equivalete de Internet.

Quizás porque era previsible que en un momento determinado comenzase una fuga de usuarios, o que el propio uso que vamos dando a Facebook la llevase a algún tipo de especialización.

…en fuga

De hecho, que los adolescentes comiencen a sustituir Facebook por redes como Instagram (o servicios de mensajería casi de Social Media tipo Snapchat o Whatsapp), no significa necesariamente que se esté volviendo obsoleta, sino que quizás por su trayectoria tienda a servir mejor a un tipo de usuario con perfil diferente al de los adolescentes. Tal vez más maduro, con mayor capacidad de gasto, más preocupado por su branding personal, o que utilice esta red social de forma más profesional…

Entre las muchas explicaciones que pudiera tener esta fuga de adolescentes a otras redes, ésta, que Facebook sea una red que se está usando con cada vez más finalidades económicas, en detrimento de los usos típicos iniciales, quizás más centrados en el contacto con las amistades, tal vez sea una de las más lógicas.

Instagram es mucho más visual, instantánea, y facilita mantener un hilo narrativo, casi un diario interactivo online, abierto: con poco esfuerzo resulta más facil contar lo que le sucede al usuario. Para un adolescente, centrado en su yo, en sus actividades, en su microcosmo personal, Instagram supone una ventaja frente a Facebook: una sucesión de imágenes apenas subtituladas que pueden resumir cada paso de cada día: lugares, personas, anécdotas… Más que reflexiones, Instagram se basa en la narración visual. Y esto encaja mejor con la adolescencia que Facebook y su News Feed autorregulado.

Como Twitter o Whatsapp, Instagram permite la creación de círculos de relaciones personales que, aunque expuestos al exterior, resultan más fáciles de seguir. Las conversaciones y las historias son instantáneas, sin filtros, cronológicamente ordenadas… Una enorme ventaja para quienes están principalmente interesados en seguir los pasos de su grupo de amigos.

No tengo tan claro, en cambio, que la privacidad o la necesidad de evitar el control paterno sean hoy por hoy un elemento decisivo en unas sociedades en las que los padres se han convertido en secretarios de sus hijos, y a la vista de que no muestran reparos en mantener públicamente conversaciones íntimas. Los adolescentes, por los motivos que sean, no parecen reparar demasiado en las implicaciones del caracter público de las redes sociales; en lo expuestos que están al exterior, así que ¿por qué habría de ser la huída del control paterno un elemento relevante?

El cualquier caso, los críticos con Facebook y con Zuckerberg deberían plantearse ahora si los pasos que ha ido dando no eran en el fondo el fruto de cálculos estratégicos muy bien pensados, orientados a atrapar dentro del Ecosistema Facebook a la mayor cantidad posible de usuarios…

Derechos de la imagen: Ksayer1

2 Comentarios

  1. Hola Rcostas,

    Mi experiencia el último año en Facebook es que se está convirtiendo en un canal más de publicidad. Hablando con emprendedores, recomiendan encarecidamente hacer publicidad a través de Facebook por su capacidad de segmentación y gran público.
    Puede que Facebook no le preste mucha atención a estos adolescentes porqué ya no son su publico objetivo…

    Gran reflexión.

    Gracias por tu artículo.

    Un saludo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí