Facebook actualiza sus normas
Valora este artículo

Hace tan sólo unos días, Facebook, por medio de un comunicado, actualizó las normas que regulan la actividad de los usuarios en la red social. Algo que resultaba necesario a pesar de que ya disponía de una regulación (Normas Comunitarias) bastante amplia y precisa al respecto y que se acepta con el alta inicial.

Herramientas de gestión

De hecho, dentro del entorno de la red social dirigida por Zuckerberg los usuarios disponen no sólo de una guía completa de lo que pueden y no pueden hacer, sino también de numerosas herramientas para gestionar su relación y controlar lo que los demas hacen en nuestro perfil o página (Eliminar, bloquear, borrar una publicación puntual, reportar…). Todo una abanico de posibilidades con las que regular el contenido ajeno que nos afecta.

En relación con Twitter, por ejemplo, ésta es una enorme diferencia. Mientras que Facebook pone a nuestra disposición múltiples y eficaces formas de cuidar nuestro perfil o página, Twitter apenas disnone de mecanismo alguno, y los que tiene resultan incluso inútiles.

Pero creo que aciertan en ambos casos. Por el tipo de red y de interacción que se produce en cada una, la solución adoptada en cada caso parece la lógica, porque lo distintivo es que mientras que en Facebook disponemos de un “espacio” virtual propio que nosotros de alguna forma “administramos”, pero en el que los demás usuarios pueden en parte “entrar” y participar, en Twitter el espacio de interacción es mucho más “comunal” a la vez que el perfil es algo completamente individual.

Artículos relacionados:  Las .com en busca de talento

Así que es coherente que en el caso de Facebook los mecanismos de gestión de ese espacio personal sean eficaces y nos den un mayor control.

Cuestión de matices

Volviendo al asunto principal, Facebook ha buscado precisar algunos puntos oscuros o lagunas en su regulación, para dar una mayor seguridad a todos los usuarios, a pesar de que uno de los mayores obstáculos con que se encuentra son las diferencias legales y culturales entre países, así como la sensibilidad respecto a determinados colectivos sociales. Lo que en determinado estado o cultura puede resultar correcto o lícito, puede no serlo en otros. Y lo mismo en relación a colectivos minoritarios, socialmente discriminados, etc.

Dos son quizás los asuntos más controvertidos: la sexualidad y la violencia.

1. Respecto a la sexualidad, Facebook ha querido aclarar que su política “prohíbe terminantemente que se comparta contenido pornográfico o cualquier otro contenido sexual en el que esté implicado un menor”, así como la subida de contenidos eróticos “por venganza” (lo que Twitter también ha prohibido recientemente de forma explícita) y que serán eliminadas las “fotografías que muestren los genitales o las nalgas en su totalidad y de una forma directa.” Pero con respecto a los pechos, matiza que serán permitidas “fotos de mujeres que estén dando el pecho o que los muestren con cicatrices por una mastectomía.”

2. En relación con la violencia, se pretende precisar el significado de lo que Facebook entiende por “incitación al odio” y por “acoso”.

Las normas actualizadas no sólo prohíben, como hasta ahora, participar en Facebook a “las organizaciones que estén involucradas en […] actividades terroristas y actividades de crimen organizado.”, sino que, además, será eliminado “el contenido que exprese apoyo a grupos que estén involucrados en los comportamientos delictivos o criminales mencionados anteriormente. No se permiten tampoco manifestaciones de apoyo o elogios a los líderes de estas mismas organizaciones ni justificaciones de sus actividades violentas”.

Artículos relacionados:  Facebook rivalizaría con YouTube por la hegemonía en el mundo de los vídeos

En relación al acoso, Facebook introduce la novedad de considerar el “envío reiterado de solicitudes de amistad o mensajes a personas que no quieren recibirlos” como un acto también de acoso.

Todos estos matices son detalles de lo más relevante, que, además, van acompañados de otras previsiones respecto a solicitudes por parte de los gobiernos y a peculiaridades normativas locales.

Derechos de la imagen: Marco PaKöeningrat

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí