El merchandising corporativo constituye una de las estrategias más efectivas a la hora captar clientes y fortalecer las relaciones de fidelización. Cuando diseñamos un plan promocional mediante regalos corporativos a menudo no sabemos identificar qué elementos u objetos son apropiados para impactar en nuestros clientes potenciales y generar reacciones positivas.

En muchas ocasiones se da prioridad a la estética dejando a un lado la funcionalidad, y esto es un error. El secreto de los regalos corporativos reside precisamente en la capacidad que estos tienen de introducirse en el día a día de nuestros clientes. Para ello, es importante que centremos nuestra atención en objetos prácticos y que realmente sean de utilidad.

Las bolsas de tela publicitarias tienen muy buena acogida en este tipo de estrategias por varias razones. Algunas de ellas son:

  • Son elementos altamente visuales: Nos interesa que nuestros clientes potenciales utilicen nuestro merch corporativo, sí. Pero además, también es importante que lo hagan visible. Las bolsas de tela publicitarias son de grandes dimensiones, por lo que el logotipo de nuestro negocio se hace fácilmente reconocible. Además, son elementos que se utilizan en contextos sociales y se llevan de forma visible a numerosos lugares y escenarios. Esto quiere decir que su exposición es muy amplia y mientras nuestros clientes la utilizan estarán exponiéndola a otras personas dándonos indirectamente mayor visibilidad y actuando como un soporte publicitario dinámico.
  • Son de gran utilidad: Las bolsas de tela son ese tipo de accesorio corporativo que no desechamos. Lo guardamos en casa en un lugar fácilmente localizable pues somos conscientes de que tarde o temprano las utilizaremos. Para una excursión, un evento de cualquier tipo, o simplemente para salir a pasear y llevar todo tipo de objetos: Cuadernos, revistas, cámaras, toallas… Son de gran utilidad en diferentes entornos y esto es realmente interesante.
  • Son resistentes: Están fabricadas para almacenar objetos de diferentes volúmenes y pesos. Ya desde su conceptualización, estas bolsas se diseñan con el objetivo de servir de utilidad en diferentes circunstancias y ya desde el comienzo se conciben como un producto de larga vida útil. A la hora de escoger un regalo promocional o un objeto de merch corporativo, debemos tratar de encontrar una solución que sea perdurable en el tiempo. Cuanto mayor sea su calidad y su resistencia, mayor efecto generará en su entorno y por lo tanto mayor visibilidad proporcionará a nuestro negocio.
  • Abarcan todo tipo de perfiles: Son unisex, perfectas para personas que se encuentren en cualquier rango de edad y que responden a cualquier perfil sociodemográfico. Al ser objetos útiles universales y adaptables a cualquier tipo de persona, suponen una buena oportunidad de promoción.

Si estás pensando en desarrollar una estrategia promocional basada en merchandising corporativo debes valorar su idoneidad. En la red puedes encontrar una gran variedad de web especializadas en merchandising personalizado, aunque también empresas especializadas en la producción de bolsas. Por ejemplo, esta empresa trabaja en la elaboración y personalización de bolsas de tela al por mayor. Ofrecen una gran variedad de diseños y trabajan con diferentes materiales. Además, entre sus diferentes gamas, también cuentan con soluciones de comercio justo o fabricadas bajo procedimientos ecológicos.