Como profesionales de nuestro sector, ya no nos vale con un simple currículum que narre nuestra historia laboral. Las redes sociales son un activo que puede catapultarnos como a candidatos en esa vacante que deseamos ocupar. Y, como no podía ser de otra forma, la primera red social que debemos trabajar para cuidar nuestra marca profesional es Linkedin.
¿Crees que tu extracto para Linkedin te diferencia de otros candidatos? Si la respuesta no es un sí rotundo, acompáñame…

Cómo es el sector laboral

¿Sabías que el 80% de las ofertas de trabajo no se publican en ningún lado?

Si no quieres entrar en la batalla del 20% de las vacantes que sí se publican, debes empezar a trabajar tu red de contactos. Internet es una gran herramienta para hacer networking y, en concreto, las redes sociales son fantásticas para ampliar tu red de contactos profesionales.

Y no: no es algo exclusivo de Linkedin. Otras plataformas, como Twitter, pueden resultarnos muy beneficiosas en ese aspecto. Primer consejo: separa tus perfiles sociales profesionales de los perfiles de ocio.

¿Qué es Linkedin?

Linkedin es una red social fundada en diciembre de 2002 y lanzada en mayo de 2003.
En la actualidad es la mayor red profesional del mundo y cuenta con más de 150 millones de usuarios en más de 200 países. España ya ha superado los 3 millones de usuarios.
Recientemente Linkedin fue comprada por Microsoft. La cifra ascendió a 23.270 millones de euros.

Esta red social está orientada más a relaciones comerciales y profesionales que a relaciones personales, por lo que en esta red social encontrarás empresas y profesionales que buscan promocionarse, hacer networking y cerrar negocios.

Algunos datos interesantes acerca de Linkedin:

✒ El 47’6% de los usuarios usa Linkedin de 0 a 2 horas semanales.

✒ El 26% lo usa entre 3 y 4 horas.

✒ El 12’2% lo usa entre 5 y 6 horas por semana.

✒ Las 3 categorías preferidas por los usuarios son: los grupos de Linkedin, la búsqueda de personas y las sugerencias de gente que quizás conozcas.

Cómo escribir el extracto para Linkedin

Hablar sobre uno mismo siempre es complicado. Y todavía más si lo que quieres es ser original y resaltar entre cientos (miles o incluso millones) de candidatos.

¿Qué debes saber antes de sentarte a escribir tu extracto para Linkedin?

✒ Evita los “Érase una vez…”.
Todos sabemos que en tu vida has hecho un montón de cosas: hiciste natación en el instituto, fuiste “muy guay” en la universidad, aprendiste a tocar la guitarra eléctrica e hiciste tus pinitos como estrella del “rocanrol” a nivel local. Pero nada de eso interesa en tu extracto para Linkedin. Aquí se trata de describir con palabras por qué deberían contratarte a ti y no a otra persona. ¿Qué es lo que puedes aportar?

✒ No te andes por las ramas.
Sé claro y conciso. Evita divagar y limita el uso de palabras técnicas. Limita también el uso de términos anglosajones. En ocasiones la persona interesada puede que no esté familiarizada con una jerga tan «pro».

✒ Palabras clave.
No te olvides de ellas. Ya hablamos sobre redacción SEO. Aunque, al final, siempre debes escribir para personas, nunca está de más acordarse de nuestro amigo Google cuando escribimos.

✒ Recuerda el poder de la acción.
Evita las descripciones tediosas y el exceso de adjetivos. Los lectores quieren acción. Los verbos tienen la fuerza necesaria.

✒ Sé honesto.
Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo. Sé siempre sincero y honesto, saldrás ganando.

Algunos tips para escribir tu extracto para Linkedin

✒ Escribe en primera persona. Se trata de tu perfil. Queremos leer como te expresas.

Deja claro tu posicionamiento profesional. Aquí no valen las ambigüedades ni medias tintas.

Llamada a la acción. No te olvides jamás de ella, ¿qué es lo que deseas que hagan tus lectores una vez terminen de leer tu extracto de Linkedin? ¡Anímales!

Con esto podríamos dar por concluido este punto. No te olvides, por supuesto, de la creatividad a la hora de redactar tu extracto para Linkedin. Nunca, bajo ningún concepto, debes copiar el de otro usuario. Sin embargo sí te recomiendo que ojees los perfiles de otros usuarios afines a ti. Seguro que se te ocurrirán fantásticas ideas que, de algún modo, aplicarás con encanto al tuyo.

Y no pienses que una vez hayas redactado tu extracto para Linkedin ya lo tienes todo hecho. Esta red social necesita que la cultives con mimo: entra en tu perfil a diario e interactúa con el resto de usuarios. Apórtales contenido interesante y anímales a conectar. Estoy convencido que lograrás sacarle estupendas ventajas al networking…

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí