La ética de las marcas es un factor esencial para los consumidores de hoy
5 (100%) 1 vote

En los últimos años los valores y la ética detrás de las marcas se ha convertido en un factor de gran relevancia, ya que proporciona a las marcas y sus productos otras dimensiones que hacen que ciertos consumidores se identifiquen con ellas.

Dotar de ciertas características a las marcas y hacer que encajen en determinados nichos son dos cosas de que los valores dotaban a las marcas. Eran una herramienta muy eficaz a la hora de segmentar el mercado.

Los consumidores eran apáticos a las marcas “malvadas” pero no requerían que determinadas normas éticas fuesen inviolables

De todas maneras, el hecho de que las marcas se situasen en determinadas posiciones o que cumpliesen ciertas particularidades no era un elemento que llegara a marcar su estrategia a nivel global. O sea, los consumidores eran apáticos a marcas malas, negativas, pero no requerían determinadas normas éticas que fuesen inviolables. En el listado de factores que tenían relevancia, lo que resultaba más esencial no era la moral de la marca sino otro tipo de factores como la calidad o el precio de sus productos.

No obstante, lo anterior está dando un giro y los consumidores actuales están exigiendo cosas diferentes y mucho más complejas. Contar con una moral concreta o actuar con determinada ética son cuestiones que no afecta realmente a las marcas que tratan de alcanzar ciertos nichos específicos de mercado. En la actualidad esto se ha convertido en una cuestión mucho más global, más general, cada vez hay más y más consumidores que, para seguir una marca específica, requieren que sea poseedora de principios, de valores.

La ética se ha convertido en un elemento determinante en la identidad de las marcas y en algo que los consumidores cada vez tienen más en cuenta

De esta manera, la ética se ha transformado en un elemento determinante en la identidad de las marcas y en algo que cada vez los consumidores tienen más en cuenta. La ética con la que obre una empresa no solo modifica el pensamiento de los consumidores sobre ella y sus productos, sino que genera un impacto inmediato en sus decisiones a la hora de comprar, otorgando a los valores un nivel de importancia cada vez más elevado en la estrategia y marketing de las marcas y en la forma en que se posiciona dentro de un mercado o nicho específico.

Artículos relacionados:  El cerebro confiá en las marcas del mismo modo que confiá en los amigos

Un estudio reciente de Mintel demuestra que cada vez es mayor el número de consumidores que han convertido la moral en cuestión esencial y que están dispuestos a dejar de usar un producto de forma casi que inmediata si se enteran que la marca está obrando mal o en contravía de sus valores.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Protected by WP Anti Spam